Alicia Hernández Alicia Hernández

Dónde comer con niños

Categoría: Comer y beber, En familia 9 junio 2015

Comer en familia puede ser muy divertido. En Rubaiyat ofrecen menús y organizan cursos de cocina.

Comer en familia puede ser muy divertido. En Rubaiyat ofrecen menús infantiles y cursos de cocina.

Salir a comer en familia puede ser un buen plan si buscamos sitios donde los más pequeños se encuentren a sus anchas, es decir, donde haya comida adaptada a sus gustos y cantidades y algún espacio o actividades para distraerse a la hora de la sobremesa. Si no, esa feliz idea puede convertirse en una pesadilla. En estos restaurantes de Madrid se come muy bien, que es lo principal, pero además piensan, y mucho, en los pequeños comensales.

Kilómetros de Pizza ofrece precisamente eso: pizzas gigantes que hacen las delicias de los niños.

Kilómetros de Pizza ofrece precisamente eso: pizzas gigantes que hacen las delicias de los niños.

¿Pizzas de dos metros? Existen y están en Kilómetros de Pizza, con la receta de Jesús Marquina, cuatro veces campeón del mundo de pizzas… y es español, sí, de Tomelloso concretamente. Pero, tranquilos, también hay pizzas más pequeñas: la de 30 centímetros (la que llaman “paso”), de medio metro, de uno y de dos, y estas grandes las pueden preparar de varios sabores: cuatro quesos, barbacoa, margarita… Y ahora también sin gluten. Entre los postres, os recomiendo los helados artesanos, ¡los niños adoran el de huevo kinder! La cocina vista es un espectáculo para los pequeños que pueden ver cómo se elaboran esas pizzas gigantes. Arriba, un contador luminoso va marcando los kilómetros de pizzas que llevan preparadas desde que abrió el local y cuando llega a uno nuevo, siempre ocurre algo sorprendente. Otro detalle simpático es la tabla medidora que está en la pared donde los niños pueden comprobar cuánto crecen de visita en visita. El local es diáfano, con bancos corridos, y si reserváis en la terraza, justo enfrente hay un parque infantil y jardines.

 

En Rubaiyat saben cómo mimar a los más pequeños de la casa. Los cursos de repostería son una tentación.

En Rubaiyat saben cómo mimar a los más pequeños de la casa. Los cursos de repostería son una tentación.

Rubaiyat es un referente entre los mejores restaurantes de Madrid, en el barrio de Chamartín, para comer carne, un producto que proviene de sus propias fincas en Brasil y se prepara a la brasa. Los fines de semana se llena de familias y aunque dispone de menú infantil, los niños también saben apreciar la calidad y sabor de sus carnes, y hay opción de adaptar las raciones a su medida. Aquí miman como en pocos sitios a los pequeños y llevan ya unos años ofreciendo a sus clientes de forma gratuita unos cursos de cocina con niños (de 6 a 12 años) con dos horarios para completar una comida perfecta. En el de mediodía, los niños cocinan algunas recetas que más tarde van a compartir en la mesa con sus familias. Los de la tarde (a las 15:30 h), con un taller de repostería, son perfectos para que los mayores disfruten de una sobremesa tranquila. Luego, juntos podrán degustar las cookies, muffins y bombones que han elaborado. El curso lo imparte un equipo de cocineros con un gancho especial que sabe sacar el lado gourmet de los chavales. Cuando no hay cursos, el restaurante organiza otro tipo de animación y entretenimiento para los pequeños.

Cuando los niños entran en el restaurante Filandón, en plena Naturaleza, reciben un gorro de cocinero.

Cuando los niños entran en el restaurante Filandón, en plena Naturaleza, reciben un gorro de cocinero.

El campo en la ciudad es el eslogan del restaurante Filandon situado en la carretera de Fuencarral a El Pardo. Una casona con decoración rústica muy cuidada y un paraíso para los niños que pueden corretear por su jardín y jugar en los columpios antes y después de comer. Dentro hay tronas y hasta un baño con inodoros de colores y lavabos a la medida de los peques. A la hora de comer se les entrega una cajita con un gorro de cocinero, unas pinturas y un cuadernillo con juegos y dibujos para colorear mientras llega su menú infantil (16,50 €), con tres primeros y tres segundos a elegir: arroz blanco con tomate, crema de verduras, pasta, merluza a la romana, pollo frito o lomo ibérico con patatas. De postre, helado. Y para los adultos, los mejores pescados de Madrid ya que el negocio es de los dueños de Pescaderías Coruñesas. Se preparan a la brasa, al igual que buenas carnes rojas, otra de sus especialidades en una carta de cocina sencilla, de producto.

En El Huerto de Lucas hay sitio para todos. Tienen hasta una biblioteca family friendly.

En El Huerto de Lucas hay sitio para todos. Tienen hasta una biblioteca family friendly.

Para quienes busquen o sigan una alimentación 100% orgánica, El Huerto de Lucas es el lugar ideal. Este espacio de más de 450 metros cuadrados, en el barrio de Chueca, es un mercado (carnicería, panadería, frutería, cafés y tes, belleza y salud) y restaurante o cantina donde poder comer ricos platos “de la tierra a la mesa”. Las mesas ocupan el patio interior del que cuelgan plantas que también aparecen en forma de jardín vertical en todo este especial huerto urbano liderado por el chef Javier Muñoz Calero y su tía, Pilar. Hay una biblioteca family friendly y habitualmente organizan charlas, exposiciones y cursos relacionados con la alimentación saludable. Cuenta con menú infantil (12 €) y una carta con platos ricos y muy apetecibles: la hamburguesa de ternera ecológica, los fideos de calabacín al pesto, rosty-buñuelos de patata con salsa fría de zanahoria y curry o una saludable eco ensalada son algunas de sus especialidades. Los vinos, cervezas y zumos son también ecológicos.

¿A quién no le gusta una buena hamburguesa? La del New York Burger es todo un clásico en Madrid.

¿A quién no le gusta una buena hamburguesa? La del New York Burger es todo un clásico en Madrid.

Las hamburguesas están en el top de las comidas preferidas por los niños y ya no hay que pensar que es solo un producto fast food. El propietario de New York Burger (http://newyorkburger.es), Óscar Colmenares, fue un pionero en esto de la hamburguesa gourmet en Madrid. Maduran su carne y la pican a diario, luego le añaden un aliño secreto y el toque final lo da el aroma a brasas en el horno de carbón. Tiene la carta más extensa de la capital, podemos encontrar hasta 21 con nombres que nos trasladan de lleno a la Gran Manzana: Estatua de la Libertad, Quinta Avenida, con un toque muy español, pues lleva jamón serrano y queso manchego, Broadway o Rockefeller Center. Para los niños hay un menú que incluye hamburguesita con queso (100 g) acompañada de patatas fritas, refresco y de postre una copa de helado y todo por 6,50 €. Y una carta completa sin gluten, del entrante al postre, como la deliciosa tarta de zanahoria, tan esponjosa.

Solo para niños muy futboleros: el Real Café Bernabéu, con vistas al campo del Real Madrid.

Solo para niños muy futboleros: el Real Café Bernabéu, con vistas al campo del Real Madrid.

Los futboleros se sentirán en un templo al entrar a Real Café Bernabéu, en la puerta 30 del estadio Santiago Bernabéu. Sus vistas al campo del Real Madrid desde las mesas es algo increíble para los ídolos de este equipo. La carta es sencilla, con muchos guiños para los niños, y ahora también la opción de un completo desayuno con esa panorámica del césped madridista (por 4,50€) o el brunch de los domingos (por 9,99€).

Tags: , , , ,