Bloggin Madrid

Plazas de Madrid

Categoría: LGTB 31 agosto 2016
Plaza de San Ildefonso

Plaza de San Ildefonso

Hay muchas cosas que me han enamorado siempre de Madrid. Muchas las razones por las que aquí vivo y no puedo estar más orgulloso de haber nacido. Pero hay un fenómeno que me ha llamado siempre poderosamente la atención: el ágora, la plaza pública. La vida en la plaza. La forma en que los madrileños hemos utilizado siempre estos espacios para ver y dejarnos ver. Para protestar. Para divertirnos. Para ligar y festejar. Para hacer a todos partícipe de nuestra cultura y nuestra ciudad. Una cultura pública. La cultura de plaza.

Hoy quiero compartir con vosotros mi top 10 de plazas madrileñas por las que dejarse caer. Perfectas para un refrigerio, un paseo matutino, una cita con ese chico de Tinder o una cena veraniega con amigos. Puro ambiente de plaza.

1. Plaza de Chueca

Auténtico icono del Madrid gay, Chueca es el Soho londinense pero sin barrio chino, Le Marais parisino pero mucho más castizo. Y su plaza es todo un símbolo de la diversidad y la fuerza integradora de Madrid. De la libertad sexual y de la vida pública madrileña. Sin importar el día del año o la semana, en sus terrazas y bares encontrarás uno de los ambientes más sexys y divertidos de Madrid. Imprescindibles las terrazas de bares como La Chuequita o La Bohemia.

2. Plaza de Pedro Zerolo

Como reflejo de su predecesora, su nombre ya nos lo dice todo. La antigua Vázquez de Mella es el punto de encuentro y reunión, el kilómetro cero de la vida gay madrileña. Su pequeño parque central, su perfecta situación entre la calle Fuencarral y la Gran Vía y lugares míticos como La Terraza del Óscar (pero la de la plaza, la del gentío) o la Terraza de la Reina convierten a esta plaza en centro de peregrinación.

 

3. Plaza de San Ildefonso

Frontera entre los dos barrios por excelencia del Madrid moderno: Chueca y Malasaña. Cruce de vidas y caminos. Auténtica explosión cultural. Vanguardia y tradición. Y hasta una pequeña iglesia con vecina de bronce incluida. En su parte central o en las calles aledañas como Valverde o Corredera Baja de San Pablo, encontrarás algunos de los bares más de moda de la capital. Unos cócteles en La Bicicleta o unas compras en García Madrid te harán experimentar la vida madrileña más de moda.

4. Plaza del 2 de Mayo

Enclave destacado de la historia de Madrid y estandarte por excelencia de la juventud madrileña, esta plaza es absoluta mezcla de gentes. Niños urbanitas alejados del tópico periférico, mayores que han vivido en primera persona la trasformación del centro madrileño y, sobre todo, una juventud a la cabeza de la vanguardia y modernidad europea. Alternar en la Pizzería Maravillas, cenar en La Fragua o, simplemente, pasar las horas comiendo pipas y contemplando al personal.

5. Plaza de España

Donde acaba la Gran Vía y comienza la calle Princesa. Allí, sus jardines y fuentes y sus inigualables vistas de algunos de los tesoros arquitectónicos de la capital la convierten en centro de reunión de madrileños y visitantes. Especialmente en verano, sus zonas verdes se convierten en plaza clave para parejitas, ligoteo gay, grupos de adolescentes y amantes de los animales. Muy cerca, en las inmediaciones de la conocida como plaza de los Cubos, salas de cine de autor como el Renoir y nuevos bares hípster hacen que la tarde-noche también esté de moda en la zona.

6. Comendadoras y Conde Duque

Diseñadores gráficos, relaciones públicas, periodistas, profesionales del marketing digital y mentes liberales se dan cita en estas dos plazas algo más alejadas del Malasaña mainstream. Entre semana, tanto la Plaza de Comendadoras como la de Guardias de Corps y el propio centro cultural Conde Duque son perfectos para el cerveceo más trendy. El Federal, Roll Madrid o La Cajita de Nori, mis preferidos para el picoteo. Y de compras a Mini, pura modernidad chic.

7. Plaza de la Cebada

Epicentro de la gentrificación gay en La Latina, esta plaza ya es tan conocida y codiciada como cualquiera de sus homólogas antes mencionadas. Sin haber perdido su esencia más castiza, hoy significa vanguardia. Y en sus calles nos cruzamos con actores, directores de cine y artistas audiovisuales. Una obligada visita al Teatro La Latina y obligado es también tomar unos gin tonic en el cercano El Viajero son ya una tradición dominical.

8. Plaza de Olavide

Fuera del circuito abiertamente gay pero de marcado ambiente joven y urbanita, encontramos esta plaza flanqueada por típicos edificios señoriales y frondosos jardines que la hacen especial por su privacidad y situación. En pleno verano, cuando te sientas en cualquiera de los bares que la circundan de punta a punta, sabes con absoluta seguridad que estás en Madrid. Y que te quieres quedar. Altamente recomendadas la cervecería Méntrida o Kybey II.

9. Plaza de Matute

Una de las más plazas desconocidas del circuito cuenta, sin embargo, con uno de los ambientes más eclécticos y cosmopolitas que puedas encontrar. Moderneo del de verdad y mezcla racial se dan cita todos los días de la semana en sus terrazas en pleno Barrio de Las Letras. Y en la cresta de la ola, Matute 12, el bar de mismo nombre que se ha convertido un templo de divina decoración para la juventud madrileña más transgresora. Explora también los anticuarios y galerías de arte de sus alrededores.

10. Alonso Martínez

Mucho más funcional y más alejada del centro histórico de la ciudad. En las inmediaciones de esta plaza se concentran agencias de comunicación y publicidad, despachos de abogados, showroom de principales marcas de moda y otros tantos hilos del tejido profesional madrileño que hacen que sus lunes a viernes se tercie más que interesante comer en La Mucca (de Almagro) o tomar las cervezas del afterwork en la plaza de Santa Bárbara. Además, en las inmediaciones más cercanas a Chueca, calles como Fernando VI están repletas de cafeterías y restaurantes con mucho ambientito.

Tags: , , , , ,
 
Arriba