Bloggin Madrid

Once maneras de enamorarte de Madrid

Categoría: LGTB 2 noviembre 2016


Te enamores de quien te enamores o ames a quien ames, Madrid te quiere. Por eso somos la ciudad más tolerante del mundo con los derechos LGTB. Por eso pocas calles viven la diversidad como las nuestras. Por eso somos un estandarte internacional de la libertad. Y por eso vas a enamorarte de Madrid. Por eso y por muchas otras razones…

Malasaña

Malasaña

1. HABLAR CON DESCONOCIDOS

A las 12 horas de llegar a Madrid, vengas de donde vengas, tendrás un amigo. Ese chulazo de delante en la cola del pan, la preguntona del corrillo en la puerta de Boite o el chico de la agencia, mientras te da la dirección de tu alojamiento en Malasaña. En Madrid, seas quien seas, se habla con desconocidos, se pregunta por cómo va la vida y se invita a las próximas copas de viernes. Así que ándate con ojo y no seas tímido, porque en tu próxima fiesta nocturna puedes encontrar a tu nueva familia.

Calle de Fuencarral

Calle de Fuencarral

2. CAMINAR POR FUENCARRAL

He vivido en Londres y visitado varias veces París. Si tú también lo has hecho, es posible que sepas lo que se siente al caminar solo con tu Spotify por la Place des Vosges o Cambridge Heath Road. Esa sensación de megalópolis cultural desde la que tienes todo el mundo a tus pies. Pues bien, recorrer la calle de Fuencarral en el tramo que va desde Tribunal a Gran Vía en una tarde de cualquier día laborable, es uno de esos placeres urbanitas que solo algunos saben apreciar. Mezcla de gente, efervescente vida anónima y Madrid en estado puro.

La hora del aperitivo en el barrio de La Latina

La hora del aperitivo en el barrio de La Latina

3. TOMAR EL APERITIVO

Hay quienes erróneamente identifican el aperitivo madrileño con las tapitas andaluzas o los pintxos vascos. Nada más lejos de la realidad. El aperitivo en Madrid es escribir a tus amigos a las 12 de la mañana del sábado. Contarles que llegaste de una pieza a casa después del fiestón de la noche anterior. Decirles que, aunque tienes una ligera resaca fruto del vino de la cena, te apetece verlos otra vez. Y así, te plantas en el bar Camilo de la calle de La Palma, te pides el primer vermú, tomas el sol que entra ligeramente por el marco del ventanal y esperas plácidamente a que unas patatitas revolconas o un ceviche de merluza sirva para ir abriendo boca. Llega el resto de la tropa, comenzáis a charlar y os dais cuenta del privilegio que es vivir en Madrid.

Fiestas del Orgullo

Fiestas del Orgullo

4. IR AL ORGULLO

Dicen que cada capital del mundo hace de una fiesta su estandarte. Que Madrid sea la más tolerante con la diversidad sexual no es casualidad. Y que nuestro Orgullo sea el más grande del mundo, tampoco. En Madrid, nuestro pride ha traspasado los límites de la reivindicación sexual para agregar a toda la ciudad en la mayor fiesta que vive en el año. En torno a dos millones de personas se reunirán en las calles de Madrid, una vez más, en un World Pride 2017 que prevé ser, este próximo junio, el mayor de nuestra historia. La cita por excelencia a la que no puedes faltar.

Pink Monkey es uno de los restaurantes que han abierto últimamente sus puertas en el barrio de Chamberí.

Pink Monkey es uno de los restaurantes que han abierto últimamente sus puertas en el barrio de Chamberí.

5.  TENER UNA CITA (OFFLINE)

Yo sé que vivimos en la era digital y todo ese rollo. Pero que queréis que os diga: yo siempre he sido muy del cara a cara. Nada como una buena cena un aburrido día de diario para conocer a tu media naranja. Y para ello Madrid nos ofrece un marco inigualable: chicos y chicas guapas por doquier, cientos de restaurantitos que por un módico precio nos harán enamorar a cualquier paladar (Chamberí es fetén para una cita informal) y un clima que nos permitirá lanzarnos al primer beso mientras paseamos bajo las estrellas y formulamos un castizo: ¿En tu casa o en la mía? 

Templo de Debod

Templo de Debod

6. VER ATARDECER EN EL TEMPLO DE DEBOD

Nada nuevo os cuento si os digo que el cielo de Madrid es absolutamente único e irrepetible. Que tenemos una de las capitales más verdes de Europa o que el sol nos acompaña en la ciudad casi cualquier día del año. Lo que quizá no todos sepáis es que estos tres elementos mágicos subliman en un ya-no-tan secreto lugar. Si subes las escaleras hasta el monumento egipcio más conocido de Madrid, caminas hasta su límite con el Parque del Oeste y miras al horizonte al atardecer, sabrás con seguridad que esta es la ciudad más romántica del mundo.

Tienda en el barrio de Chueca

Tienda en el barrio de Chueca

7. SER VECINO DEL BARRIO

Madrid tiene algo muy especial: sus barrios. Y diréis: todas las ciudades tienen barrios. Desde luego que sí; pero no tienen madrileños. Pocas grandes capitales, a pesar de su crecimiento, han conseguido conservar el tejido vecinal y el calor de la pequeña comunidad como lo ha hecho Madrid. Me alucina ver cómo algunos de los barrios más cosmopolitas y vanguardistas de Europa como Chueca, Lavapiés o La Latina, consiguen aún hoy construir entramados sociales de fuertes vínculos comunitarios y marcada singularidad. Algo que hace de Madrid una ciudad diversa como pocas e inagotable: en cada barrio, hay un nuevo Madrid por descubrir.

Florida Retiro

Florida Retiro

8. VIVIR UNA NOCHE EN MADRID

No sabes lo que es la FIESTA hasta que sales una noche por Madrid. Habrás conocido Las Vegas o Ibiza, habrás viajado hasta la Full Moon o Coachella pero la movida, queridos amigos, está en Madrid. A cualquier hora y los 365 días del año. Y con fiesta, no me refiero a un club y una copa premium. Me refiero a un ambiente: a sentir toda una ciudad vibrando y moviéndose de noche, divirtiéndose con nocturnidad y alevosía. Haciendo de la noche una forma de vida. Brindando por las nuevas amistades que conocerás, los inverosímiles momentos que recordarás y el amor por Madrid que jamás olvidarás.

Estación de BiciMad

Estación de BiciMad

9. ATRAVESAR LA CIUDAD, DE CUATRO TORRES A ATOCHA

Si hay algo maravilloso de Madrid es su tamaño. Un pequeño gran pueblo que te da todo lo que puedes esperar de una gran capital con las dimensiones perfectas para tenerlo todo a mano. Y una gran avenida, el Paseo de la Castellana unido al Paseo del Prado, cruzando la urbe de punta a punta. Recorrerla en BiciMad en primavera viendo cómo sus variopintos edificios van abriendo camino a tu paso y la ciudad te da una sincera bienvenida, es uno de los mayores placeres que puedas vivir en Madrid. 

Museo del Prado

Museo del Prado

10.  ACUDIR A UNA CITA CULTURAL

Aunque pueda parecer un placer fácilmente realizable en cualquier otra ciudad, pocos lugares como Madrid ofrecen semejante mistura cultural. Tres de las mejores pinacotecas del mundo (Museo del Prado, Museo Thyssen-Bornemisza, Museo Reina Sofía) o grafitis callejeros admirados internacionalmente. Los grandes musicales de la Gran Vía o el teatro más underground y vanguardista de la escena off madrileña. Festivales de música, arte, interiorismo o gastronomía, en la calle para el disfrute de todos y casi cada mes del año. Conciertos de artistas internacionales y futuras promesas de lo experimental. El futuro de la moda. Creación artística en cada piso de estudiantes. Estallido cultural fruto del talento y la renovación generacional.

11.  VOLVER

Si hay un momento idílico que puedas vivir en Madrid -y lo dice uno que sabe- es el retorno. Porque una vez que vives la ciudad, aunque sea solo durante unas efímeras horas, quedas prendado de ella. Buscarás el momento adecuado para volver y cuando lo hagas -justo en ese momento en que tu tren llegue a la estación de Atocha o tu vuelo esté aterrizando en el aeropuerto de Barajas- sentirás un extraño cosquilleo en el estómago… No debes preocuparte. Sabrás -en ese mismo instante- que te has enamorado de Madrid.

Tags: , , , , , , , , ,
 
Arriba