Bloggin Madrid

El Madrid de Izal

Categoría: Diversión 22 febrero 2017
Izal actúa el 25 de febrero en el WiZink Center.

Izal actúa el 25 de febrero en el WiZink Center.

Izal, el gran presente de la música pop española, tiene una cita con sus legiones de fans el sábado 25 de febrero en el WiZink Center . Una oportunidad para conocer más de cerca la aportación que Mikel Izal (vocalista y compositor), Alejandro Jordá (batería), Emanuel Pérez Gato (bajo), Alberto Pérez (guitarras) e Iván Mella (teclados) han realizado a un panorama musical necesitado de grandes nombres con los que revalorizar el pop rock nacional.

Formados a finales de 2010, Mikel y Emanuel se conocieron en Macedonia. Ya en Madrid facturaban su primer EP Teletransporte. Con este sugerente punto de partida se lanzaban a una gira que les llevó a dar más de sesenta conciertos por toda España, coronándose con una memorable actuación en el festival Sonorama. Sin pausa alguna, en 2011 participaban en el Festival Internacional Sucre de Quito, en Ecuador, entes de editar su primer elepé completo Magia & Efectos especiales, un disco creado en la autogestión artística y económica. Durante el verano de 2013, Izal toca enDcode Festival, Sonorama Ribera, Arenal Sound, Ecopop, Ebrovisión y Alhambra Sound, compartiendo cartel con Franz Ferdinand, Amaral, Vampire Weekend, Editors, Travis, Belle & Sebastian… Ese año ganan el Premio de la música Independiente, en la categoría de Grupo Revelación, mientras que sale a la venta su segundo elepé Agujeros de gusano, trabajo que les sitúa inmediatamente en la primera fila del pop rock patrio. Ganan el premio Rolling Stone en la categoría de Grupo Revelación y su disco entra directamente en el puesto ocho de la lista de Promusicae, algo inédito para un grupo independiente. En 2015 publicaban Copacabana y la tremendas repercusión les llevaba a una gira culminada con actuaciones en los Estados Unidos y tres noches en el Teatro Circo Price en 2016 en las que agotaron el papel.

Las circunstancias no han cambiado e Izal sigue enarbolando la bandera de la independencia discográfica. Para ellos supone “tener el control de todos los aspectos de tu proyecto musical, desde el plano artístico hasta el logístico. Eso obviamente requiere un esfuerzo a nivel de horas de trabajo, de levantarte cada día con ganas de dar pasitos, tener nuevas ideas… Pero nos encanta sentir que hasta la última pieza del rompecabezas la hemos colocados nosotros”. Por eso no olvidan lo que ha supuesto ir de tocar en salas pequeñas a llenar pabellones: “Ha sido un proceso lento de siete años de trabajo. Muchos pasitos cortos que han hecho un camino largo. No nos hemos sentido desbordados, ni hemos tenido la sensación de velocidad en el crecimiento. Desde fuera puede parecer algo rápido o inmediato, pero desde dentro han sido 2.555 días de trabajo duro, poco a poco, cada día intentando hacer las cosas lo mejor posible”.

Izal parecen distanciados del Indie: “No es que huyamos de la etiqueta “indie”. Huimos de todas las etiquetas. Cuantas más etiquetas te cuelguen, más prejuicios generas. Hay que escuchar música, de todo tipo, venga de dónde venga, siempre que sea de un lugar honesto y lleno de verdad. Después te quedas con la que más te gusta, con la que conectas, esa que te pone a veces la piel de gallina y desechas el resto. Así de sencillo: escucha y deja escuchar”. Autodefinidos como “eclécticos”, consideran que “las canciones son la base principal de un proyecto musical. Los directos son la expresión instantánea de esas canciones. Un concierto sucede durante un par de horas y luego deja de existir. Los discos las recogen y las hacen inmortales. Son necesarios”. Esa necesidad hace que su último disco Copacabana les proporcione “la tranquilidad de conocernos bien. La experiencia de saber lo que nos gusta y lo que no; lo que suma y lo que resta en una expresión musical. Sentir que aprendes de la experiencia; y seguiremos así si sabemos seguir teniendo ojos y oídos abiertos”.


La relación de Izal con Madrid estriba en que “todos los componentes del grupo residimos aquí. Es nuestra ciudad adoptiva aunque ninguno somos de aquí. Somos un vitoriano, un bilbaino, un malagueño, un valenciano y un pacense”. No obstante, valoran el peso de la capital en el contexto de la música: “Es una ciudad donde hay escenarios. Algunos locales son más respetuosos con el músico, más apasionados,  mientras que otros son más mercantilistas. Esperamos que los primeros triunfen sobre los segundos”. Eso sí, admiten que les habría costado más alcanzar sus metas si hubiesen comenzado en otra parte: “En los albores del grupo tocábamos una vez al mes en Madrid en salas de pequeños aforos y aquello nos fue curtiendo. En otra ciudad quizá eso hubiera sido imposible por pura falta de locales y público. También a nivel geográfico, cuando salimos de gira nos movemos desde el centro de la península y eso se agradece”. Para ellos, el público madrileño es “variado. Hay de todo, gente de todas partes que entiende tu música de forma diferente entre sí. Un poco como es la propia ciudad. Punto de encuentro”. Así que para esta actuación del sábado 25 tienen preparado “un espectáculo nuevo a todos los niveles: escenográfico, luminotécnico, y también musical. Hemos intentado que cualquiera que haya acudido a algún concierto de la gira Copacabana pueda venir a este fin de gira y encontrarse un concierto diferente lleno de detalles nuevos”.

Esta es la ruta madrileña de Izal: 

El Palentino. En la calle del Pez. De toda la vida, con copas económicas y muy buen ambiente.

 

Alfredo's Barbacoa

Alfredo’s Barbacoa

Restaurante Alfredo’s Barbacoa. Seguimos buscando una hamburguesa que supere a estas… y son varios años de búsqueda.

La plaza de la Cebada. En un día soleado es un punto de alta concentración de felicidad.

La azotea del Circulo de Bellas Artes. Si fuera más barata y con menos gente, sería aun mejor…

Cines Ideal

Cines Ideal

Los cines Ideal y aledaños. Una peli, unas cañas, un paseo… Cosas sencillas pero agradables en la zona de Sol. 

Tags: , ,
 
Arriba