Silvia Roba Silvia Roba

Planes de otoño

Categoría: Diversión 17 septiembre 2018

Palacio de Cristal. Parque de El Retiro

Palacio de Cristal. Parque de El Retiro

Apenas quedan unos días para cambiar de estación. El verano se marcha para dejar paso al otoño, que, oficialmente, comienza el 23 de septiembre. Cuanto antes lo asumamos, mucho mejor. Por eso os he preparado una pequeña lista con mis sitios preferidos para disfrutar de esta época del año, que, por cierto, le sienta especialmente bien a Madrid.

Real Jardín Botánico

Real Jardín Botánico

Un paseo por el Real Jardín Botánico de Madrid

Es mi rincón favorito para disfrutar del paso de las estaciones en la ciudad. Forma parte de la candidatura del Sitio del Retiro y el Prado con la que Madrid aspira a entrar a formar parte del catálogo del Patrimonio Mundial de la UNESCO en el apartado Paisaje Cultural. A mediados del siglo XVIII, el rey Carlos III soñó con transformar el paseo del Prado en el epicentro de la ciencia española. Sobre el cerro de San Blas pidió que se construyera el Real Observatorio, y a escasos metros de allí el Gabinete de Historia Natural -actual edificio del Museo del Prado-, y este  jardín botánico, dividido en terrazas escalonadas siguiendo la traza inicial marcada por Francesco Sabatini, aunque más tarde sería totalmente adaptado el proyecto por el arquitecto Juan Villanueva. La Puerta Real, que da al paseo es obra del primero, mientras que la de entrada, la que está al lado del Museo del Prado, es de Villanueva, que también da nombre a un pabellón que servía como invernadero y hoy lo hace como sala de exposiciones. Precisamente el día 22 se inaugura Vivarium, con dibujos de Miquel Barceló sobre telas de lino y algodón. Sobre esos dibujos, su madre, Francisca, ha realizado bordados.

La Cátedra, café-tienda en el Real Jardín Botánico

La Cátedra, café-tienda en el Real Jardín Botánico

Pasear por el Botánico es todo un placer. En él se distribuye una importante colección de especies vegetales, más de 5.000, procedentes de todo el mundo, entre plantas ornamentales, de huerta, aromáticas, medicinales… Eso, entre las vivas, ya que cuenta también con más de un millón de pliegos en su herbario. Además, es un sitio maravilloso para leer, con algún libro comprado, quizás, en la cercana Cuesta de Moyano. Si buscáis una cafetería especial, tenéis que saber que hace apenas unos meses el Botánico ha inaugurado la suya propia, La Cátedra, con tienda y pequeña terraza que se extiende cuando hace buen tiempo.

La Pecera. Círculo de Bellas Artes

La Pecera. Círculo de Bellas Artes

Un café en La Pecera del Círculo de Bellas Artes

Pero si hay un café que me gusta especialmente en otoño ese es La Pecera, del Círculo de Bellas Artes, en plena calle de Alcalá. Si se llama así es porque está acristalada, por lo que se convierte en un maravilloso escaparate desde el que disfrutar del trasiego de la ciudad. Me gusta especialmente para los días de lluvia… De arquitectura neoclásica, destacan en ella sus esculturas -esa mujer tendida en una cama de piedra- y obras pirctóricas de gran formato que cuelgan de sus paredes, procedentes de los fondos  que atesora el propio Círculo. Para quien no lo sepa, tiene un menú diario por 15 euros estupendo.

Palacio de Cristal. Parque de El Retiro

Palacio de Cristal. Parque de El Retiro

Una exposición en el Palacio de Cristal del Parque de El Retiro

Podría deciros que El Retiro en general es otro de esos sitios estupendos para disfrutar del otoño. Pero me quedo con mi rincón favorito, el Palacio de Cristal, frente al estanque menor y esa cueva en la que tanto me gustaba adentrarme cuando era pequeña. El edificio es uno de los mejores ejemplos de arquitectura en hierro y cristal de la ciudad, concebido en sus orígenes como invernadero para la Exposición de Flora de las Islas Filipinas de 1887. Hoy es una de las salas de exposiciones más bonitas de Madrid, dependiente del Museo Reina Sofía. Hasta el 14 de octubre, podéis ver la obra del artista iraní Nairy Baghramian, con esculturas e instalaciones.

Hammam Al Andalus

Hammam Al Andalus

Relax en el Hammam Al Andalus

Después del verano siempre hay que desintoxicarse un poquito, recuperar el cuerpo, vaya. Y para eso este idílico hammam, a dos pasos de la Plaza Mayor, es el lugar perfecto. Es todo un oasis en la ciudad, un lugar para relajarse pero también para reencontrarse con la Historia. Según la tradición árabe, el equilibrio entre cuerpo y mente se consigue a través de los cambios de temperatura, con el agua siempre como elemento purificador. El Hammam Al Andalus está construido sobre un aljibe de cientos de años de antigüedad, y aprovecha al máximo la estructura y los materiales de la construcción original.

Frigidarium. Hammam Al Andalus

Frigidarium. Hammam Al Andalus

Nada más poneros el bañador bajaréis por unas escaleras a una sala donde encontraréis tres termas con agua a diferentes temperaturas -fría, tibia y caliente-, además de un baño turco. ¡Aquí podéis moveros como queráis! Porque lo mejor del hammam es que no hay un circuito establecido. Durante hora y media, te mueves a tu aire, para disfrutar mejor de un espacio donde reina el sosiego gracias también a la ambientación. Luz tenue, velas, música de fondo… La experiencia se completa con un vasito de té y un espectacular masaje.

Teleférico de Madrid

Teleférico de Madrid

Un viaje en Teleférico

Y ya para terminar os propongo… ¡un viaje por las alturas! El Teleférico de Madrid nos regala una estampa maravillosa de la ciudad a 40 metros del suelo. Tarda exactamente 11 minutos en realizar el trayecto, de poco más de dos kilómetros, que va desde la estación del paseo del Pintor Rosales a la de la Casa de Campo. ¡Feliz vuelo!

Tags: , , , , ,