Bloggin Madrid

Terrazas de moda

Categoría: Diversión 18 agosto 2020
Terraza de los Jardines de Sabatini Apartosuites, con vistas al Palacio Rel (©Álvaro López del Cerro).

Terraza de los Jardines de Sabatini Apartosuites, con vistas al Palacio Rel (©Álvaro López del Cerro).

Las hay que están en azoteas con espectaculares vistas. Y las hay también a ras del suelo, rodeadas por exuberantes jardines. Solo hay que elegir y disfrutar de todos los sabores que nos regala el verano.

EN LAS ALTURAS

Azotea del Círculo

La Azotea del Círculo de Bellas Artes es ya un imprescindible en Madrid.

La Azotea del Círculo de Bellas Artes es ya un imprescindible en Madrid.

La azotea del Círculo de Bellas Artes cuenta con una de las más espectaculares vistas de Madrid, una perspectiva inigualable del entramado urbano de la ciudad, con los edificios de Gran Vía muy cerca. Instalado junto a la figura de Minerva que corona el edificio, este bar y restaurante es uno de los lugares más deseados del verano en Madrid, sobre todo cuando cae la noche. En su carta, alcachofas asadas con queso manchego, chipirones encebollados, presa ibérica a la plancha con bimi… y estupendos cócteles. ¿Qué tal un mojito bajo las estrellas? Casi como en la playa.

Terraza 360º

Espectaculares vistas de la terraza 360º (©Álvaro López del Cerro).

Espectaculares vistas de la terraza 360º (©Álvaro López del Cerro).

Con sus 117 metros de altura, el Edificio España, en el que ahora se emplaza el Hotel RIU Plaza España, es la octava construcción más alta de la ciudad. Pues ahí, arriba del todo, en la planta 27, es donde se ubica esta terraza con vistas 360º desde la que, prácticamente, se ve todo Madrid. En primer término, el Templo de Debod, la Casa de Campo, el Palacio Real, el edificio Telefónica y la Gran Vía. En segundo plano, el infinito. Cúpulas y tejados, zonas verdes… Todo un mapa ante nuestros ojos. No tiene restaurante (aunque sirven algún platito para acompañar las bebidas), pero lo que sí tiene es una pasarela con el suelo de cristal solo apta para los más valientes. La Gran Vía queda justo debajo. Muy debajo. La entrada para quienes no se hospedan en el hotel tiene un coste extra (5€ entre semana, 10€ fines de semana y festivos).

Ginkgo Sky Bar

También hacia el Palacio Real mira el Gyngko Sky Bar.

También hacia el Palacio Real mira el Ginkgo Sky Bar.

En la planta 12 del Hotel VP Plaza España Design este sky bar recibe su nombre del árbol Ginkgo Biloba, cuyas hojas, en forma de abanico, están muy presentes en la decoración de los techos de la parte cubierta, en los que también hay espejos que sirven para reflejar los árboles de la calle. En la carta predominan los platos mediterráneos y asiáticos. Entre los cócteles los hay clásicos y también contemporáneos.

El Jardín de Diana

La escultura de Diana Cazadora preside su particular jardín.

La escultura de Diana Cazadora preside su particular jardín.

El nombre de la azotea del Hotel Hyatt Centric Gran Vía Madrid, en la planta décima, hace referencia a la escultura de Diana cazadora, la diosa romana, que corona el edificio. En la carta, propuestas finger food (tacos, croquetas, hummus…) y divertidos cócteles como el Very Well Manzango, hecho con mango, sirope de manzana picante y zumo de lima.

Picalagartos

En plena Gran Vía, la terraza del Picalagartos es toda una tentación.

En plena Gran Vía, la terraza del Picalagartos es toda una tentación.

En el Hotel NH Collection Gran Vía. Está formado por un restaurante con vistas en la octava planta y una azotea desde la que se divisan los tejados más representativos de la ciudad. Entre los cócteles, dos sugerencias: el Esperpento y el Bohemio, que recuerdan a Valle-Inclán y su obra Luces de Bohemia, en la que Pica Lagartos era el dueño de una taberna.

Jardines de Sabatini Apartosuites

Esperando el atardecer en los Jardines de Sabatini Apartosuites (©Álvaro López del Cerro).

Esperando el atardecer en los Jardines de Sabatini Apartosuites (©Álvaro López del Cerro).

Un lugar único para disfrutar de las mejores vistas del Palacio Real y de los atardeceres más espectaculares si miramos hacia el Templo de Debod. Cócteles y ambiente chill out.

Doñaluz

¿El Caribe o la Puerta del Sol? Así es Doñaluz.

¿El Caribe o la Puerta del Sol? Así es Doñaluz.

Guacamole, arepas, croquetas de cecina con alioli de cilantro… Pura fusión latino-española en una terraza que se inspira en un patio colonial de Cartagena de Indias. Eso sí, con la Puerta del Sol a nuestros pies.

Terraza Cibeles

Chin chin con vistas a la fuente de Cibeles (©Álvaro López del Cerro).

¡Chinchín! Con vistas, eso sí, a la fuente de Cibeles (©Álvaro López del Cerro).

Brindar con una copa de vino con vistas a la fuente más famosa de Madrid puede ser toda una experiencia. Hay que subir hasta la planta sexta del Palacio Cibeles para disfrutar de esta terraza, con una amplia carta de cócteles. Entre ellos, el Cibeles, a base de naranja, piña, fresa y sandía. 

ENTRE JARDINES

Florida Retiro

Todo un oasis en pleno parque de El Retiro.

Todo un oasis en pleno parque de El Retiro.

Son varios los espacios con que cuenta este bar-restaurante situado dentro del Parque de El Retiro, en lo que en su día fue una mítica sala de fiestas, el Florida Park. Aunque podemos cenar en el Pabellón, ahora que es verano apetece mucho disfrutar de La Terraza, escondida entre las copas de los árboles, junto a la icónica cúpula del rey Fernando VII del propio edificio. La magia del atardecer se funde aquí con una cocina muy fresca (ensaladas, tacos de salmón, mini hamburguesas, calamares fritos con mayonesa de cítricos…) y variados cócteles. A ras del suelo encontramos otra terraza, la de Los Kioskos, una especie de mercado gastronómico con una propuesta más informal y divertida.

Café del Río

Café del Río, una parada obligada en nuestro paseo por Madrid Río (©Álvaro López del Cerro).

Café del Río, una parada obligada en nuestro paseo por Madrid Río (©Álvaro López del Cerro).

Situado en pleno Madrid Río, con vistas al Palacio Real, la Catedral de la Almudena y la cúpula de la Basílica de San Francisco el Grande desde su agradable mirador. Algunos platos de la carta nos llevan rumbo al sur. Hay rabas fritas a la andaluza, cazón en adobo como en la bahía de Cádiz, salmorejo cordobés… La de cócteles, con sus daiquiris y margaritas, un poco más lejos.

Madrid Río Café Playa

No es la playa, pero ¡tampoco se está mal! (©Älvaro López del Cerro).

No es la playa, pero ¡tampoco se está mal! (©Älvaro López del Cerro).

Al estilo de un chiringuito, para animar la mismísima playa de Madrid, junto al río Manzanares y el  Puente Monumental de Arganzuela, diseñado por Dominique Perrault. Cocina ligera y cócteles de lo más veraniegos.

Raimunda

Así luce Raimunda, la terraza del Palacio de Linares.

Así luce Raimunda, la terraza del Palacio de Linares.

El restaurante del Palacio de Linares despliega su terraza en un idílico jardín donde los guiños a la cultura iberoamericana están muy presentes. La oferta gastronómica fusiona sabores de los dos continentes, con platos tan exóticos como los tequeños venezolanos con mojo verde de lima o el ceviche de corvina con mango y aguacate. ¡Qué apetecibles sus tragos!

Terraza Atenas

En el parque Atenas, un quiosco como los de antes (©Álvaro López del Cerro).

En el parque Atenas, un quiosco como los de antes (©Álvaro López del Cerro).

Junto a la Cuesta de la Vega, con unas magníficas vistas de la Catedral de la Almudena en el interior del parque Atenas. El clásico quiosco para tomar desde un granizado de limón hasta un vermú o un cóctel.

El jardín de Alma

Verde, muy verde, es el entorno de este nuevo restaurante.

Verde, muy verde, es el entorno de este nuevo restaurante.

Un precioso jardín envuelve la terraza de este restaurante recién inaugurado, con el chef Borja Segura al frente. En la variedad está el gusto: sentados a la mesa podemos probar desde un gazpacho andaluz con helado de aceite hasta gyozas de pato con salsa de teriyaki.

Bocanegra

Bocanegra tiene una zona a cubierto y otra al aire libre.

Bocanegra tiene una zona a cubierto y otra al aire libre.

Nuevo espacio gastronómico en el Palacio del Marqués de Casa Riera, que cuenta con una espectacular terraza con zona de mesas al aire libre para una comida o cena informal. En su carta, poke de atún, berenjenas en tempura con miel de caña, sándwich de roastbeef con queso de cabra… y once tipos diferentes de cócteles.

Rubaiyat

En Rubaiyat la especialidad son las carnes a la parrilla.

En Rubaiyat la especialidad son las carnes a la parrilla.

Un oasis de aires coloniales con exuberante vegetación. Así es la terraza de este restaurante especializado en carnes, elaboradas a la parrilla. Pero también hay sitio para otras propuestas, como el atún rojo con sésamo negro, quinoa, chutney de mora y espuma de jengibre. Su caipiriña es famosa en Madrid.

Doña Tecla

¡Doña Tecla es todo alegría y color!

¡Doña Tecla es todo alegría y color!

Palmeras, bambú, nísperos y olivos aportan a este jardín insospechado en pleno eje de la Castellana una calidez total. La zona de sillones es la zona preferida por los clientes, a la que se unen la zona del restaurante, con manteles de vivos colores, y la de picoteo con mesas altas. El plan: ¡cócteles y raciones!

 

 

Tags: , , ,
 
Arriba