Bloggin Madrid

Aimé Morales. Foto Gaby Merz.

En su tercera edición FIRCO, Festival Iberoamericano de Circo, se transforma en una película documental rodada en Madrid que nos cuenta la historia de los artistas que nos hacen soñar subidos a un trapecio o con la máscara del clown.

Hay mil maneras de definir el circo y todas resultan incompletas. A medio camino entre el teatro, la danza y la acrobacia, para algunos se trata de un tipo entretenimiento en el que la pericia y el riesgo son los fundamentales protagonistas. Para otros, sin embargo, el circo es un ritual que nos permite revivir la capacidad de asombro de la infancia. Aunque siempre es fantástico encontrarnos bajo la carpa del Teatro Circo Price como hicimos por estas fechas en 2018 y 2019, esta vez los programadores de FIRCO han preferido aprovechar el tiempo de la pandemia para filmar los testimonios de cinco artistas de cinco disciplinas distintas en cinco de los más bellos escenarios de la ciudad. Así descubrimos cómo encontraron su vocación, qué dificultades tuvieron para comenzar o qué sienten cuando vuelan sobre nuestras miradas.

Dulce Duca. Foto Gaby Merz. (Detalle).

Dulce Duca es una malabarista portuguesa que nos habla de «la quietud en movimiento» cuando sostiene con sus manos, con sus hombros y con su boca las mazas. Tal y como se presentó a la primera convención de circo de la que tuvo noticias, llega a Matadero Madrid con una maleta en la que guarda algunos de sus secretos.

Andrea Ríos es una aerealista colombiana que hace suspensión capilar. Antes de que la veamos bailar flotando en el Teatro Circo Price nos cuenta que no se considera una persona valiente y que es precisamente el miedo lo que le lleva a hacer algo que a muchos nos sigue pareciendo, incluso después de haberla visto, absolutamente imposible.

Andrea Ríos. Foto Gaby Merz. (Detalle).

Aimé Morales ya participó en la primera edición de FIRCO. Él es un clown venezolano que también domina la rueda Cyr. Lo vemos aparecer entre las mil columnas, pináculos y torreones de CentroCentro, en el Palacio de Cibeles, donde nos habla de su proyecto: fundar su propia compañía.

Trocos Lucos ya es una compañía de circo formada por tres artistas madrileños especializados en báscula coreana y verticales. Ismael Pérez Fandos, Cira Cabasés Hervella y Juan de las Casas Felgueroso abren las puertas del recientemente recuperado Frontón Beti-Jai.

Marco Motta es un contorsionista brasileño afincando en España al que vimos actuar en la anterior edición de FIRCO. Con las cintas se eleva hacia los techos y las bóvedas de La Tabacalera de Lavapiés para reivindicar un arte contra la violencia.

Trocos Lucos. Foto Gaby Mertz.

Dirigida por Jorge Bartolomé y Jesús Nicolás y producida por Circontinentes y el Teatro Circo Price, la película también nos invita a reflexionar a cerca de si existe una personalidad propia del circo iberoamericano. Algunos de los artistas hablan de un creciente interés y otros de una enorme pluralidad de estilos.

El proyecto lo completa la edición especial de un libro con las fotos que Gaby Merz hizo durante el rodaje. El vuelo circular, la tercera edición de FIRCO, podrá verse en el canal de YouTube del Teatro Circo Price hasta el 9 de enero.

Marco Motta. Foto Gaby Merz. (Detalle).

Tags: , , , ,
 
Arriba