Bloggin Madrid

El jardín de las Delicias. El Bosco. c.1500

Un paseo por el Museo del Prado puede descubrirnos secretos sólo compartidos por los amantes de la pintura. Si prestas atención a las siguientes obras llegarás a tener un conocimiento “personal” de sus autores, autorretratados de forma clandestina en algún lugar recóndito del cuadro.

Al igual que tantas veces he buscado a Wally en la playa, en la estación de tren o en la pista de esquí, ahora me toca encontrar a El Bosco en uno de sus cuadros conservados en el Museo del Prado. Una pista: se autorretrató muy pálido en El jardín de las Delicias, el tríptico que tanto fascinó a Felipe II.

En la tabla de la izquierda de El jardín de las Delicias se cuenta la creación del hombre y su expulsión del Paraíso. En la tabla del centro, la humanidad participa en una delirante orgía. Y en la tabla de la derecha, el Infierno espera a los pecadores que son condenados sobre gigantescos instrumentos musicales.

San Miguel Arcángel. Maestro de Zafra. 1495-1500

Más difícil todavía es encontrar al Maestro de Zafra, un pintor de la escuela hispanoflamenca de cuyo nombre no tenemos noticia. Sin embargo él quiso marcar su autoría autorretratándose en plena faena, especialmente en una época en la que los artistas no firmaban sus obras. Lástima que la figura es tan pequeña que no podríamos distinguirlo de la de tantos otros maestros de la época.

La colección de pintura española de los siglos XV y XVI es una de las más desconocidas del Museo del Prado, aquí podemos encontrar joyas como ésta y otras de Fernando Gallego, Pedro Berruguete o Juan de Flandes. ¡A ver cuándo regreso para dar otra vuelta por estas salas!

Tags: , , ,
 
Arriba