Bloggin Madrid

La Orquesta Barroca de Conde Duque

Amantes de la música antigua, tengo algo que deciros: ha nacido la Orquesta Barroca de Conde Duque dentro de un proyecto que además comprende la recuperación y edición de partituras, cursos para especialistas y el ciclo Temporada Barroca, que nos va a permitir escuchar la banda sonora de Madrid durante los siglos XVII y XVIII.

Cuando uno piensa en el Siglo de Oro le vienen rápidamente a la cabeza los nombres de Cervantes o Lope de Vega. Y justo a continuación Velázquez o Murillo. Sin embargo, salvo que seas un entendido, la música tarda en llegar. Por desgracia el repertorio barroco español no es tan conocido como el italiano o el francés, pese a contar con piezas extraordinarias y haber ejercido en su momento cierta influencia: aportaciones tan singulares como el fandango, la chacona o el pasacalle, que luego encontrarán un amplio desarrollo en todo Europa, parecen tener su origen en la música popular española e hispanoamericana. Probablemente después de esta temporada, cuando piense en el Siglo de Oro, me vengan a la cabeza el Padre Antonio Soler o Antonio Caldara. Si es así, Ángel Sampedro, director de la Orquesta Barroca de Conde Duque, habrá conseguido su objetivo: difundir un patrimonio que hizo de Madrid un centro importante de la música del momento.

La primera edición de Temporada Barroca comenzó el pasado 28 de febrero en el auditorio del Conde Duque. Coordinada por Inés Fernández Arias, propone tanto obras de Pergolesi o Arcangelo Corelli, como otras casi olvidadas de Nicola Conforto o Niccolo Jommelli. En cualquier caso, todas escritas o estrenadas en el Madrid de entonces. Junto a la Orquesta Barroca de Conde Duque, participan otros músicos como el clavecinista Diego Ares o la pianista Rosa Torres-Pardo.

Y entre tantas exquisiteces dos citas que prometen ser mágicas. Este mismo sábado 16 de marzo: “Passione di Gesú Cristo Signor Nostro”, con música de Antonio Caldara, libreto de Pietro Metastasio y un reparto de lujo: Mercedes Hernández (soprano), Eugenia Enguita (soprano), Gabriel Díaz (contratenor) y Javier Jiménez Cuevas (bajo). Y el jueves 6 de junio: “Farinelli en la Corte de Madrid”, a cargo de El Arte Mvsico y con Magdalena Llamas (mezzo-soprano) en el papel del mítico castrato, cuya “entonación era pura, su vibración maravillosa, su control de la respiración extraordinario y su garganta muy ágil”, como dijera el compositor Johann Joachim Quantz. Carlo Broschi vivió en Madrid más de 20 años. Había venido a la corte para curar con su canto la melancolía de Felipe V y acabó siendo primer ministro. Como no podía ser de otro modo, la música que se hizo para Farinelli  cerrará esta primera edición de la Temporada Barroca del Conde Duque.

El Coliseo del Buen Retiro. Francesco Battaglioli (1750). Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Tags: , , ,
 
Arriba