Laura Ceballos Laura Ceballos

Caramelos Paco: sólo para golosos

Categoría: En familia 19 abril 2013

Caramelos Paco

Caramelos Paco

Todos aquellos que hayan soñado alguna vez con conocer el fantástico mundo de Willy Wonka, ese maravilloso personaje creado por Roald Dahl que tenía una fábrica de chocolate, deben saber que en Madrid tenemos uno muy real: nuestro Paco. 

Caramelos Paco, en la calle de Toledo, originalmente abrió como un ultramarinos en el año 1934. Entonces su especialización eran los bombones, lo de la pasión por los caramelos llegó en 1936. La tienda es de las de toda la vida, con un escaparate increíble repleto de gominolas, nubes, peladillas, piruletas y un montón de cosas más. Al entrar, uno tarda un rato en quitarse el mareo de tanta, tanta, tanta golosina. Los espejos en el interior parecen multiplicarlas por cien.

Aquí preparan todo tipo de recuerdos para bautizos, comuniones, bodas…  Hace muy poco tiempo, contiguo al local, abrieron un anexo lleno de jelly beans, ¡una pasada! Como anécdota os contaré que el señor Moreno (Paco) fue pionero en eso del marketing. Durante los años de posguerra, con lata de alquitrán y brocha en mano, iba acompañado de su hijo a pintar en las piedras situadas al borde de las carreteras de entrada a la ciudad el nombre de su tienda de caramelos. ¡Todo el mundo hablaba de Caramelos Paco!

Escaparate de Caramelos Paco

Escaparate de Caramelos Paco

Me encanta entrar con Manuela y sus amigos y poder elegir un poco de cada cosa. Me gustan las bolitas de anís, los corazones plateados de chocolate y las peladillas que pesan con mimo en una báscula antigua y que te entregan en bolsitas de papel con el logo de Caramelos Paco, una monada de chico con uniforme y gorrito con bandeja en mano que bien podría ganar un concurso de logos vintage.

Justo enfrente del local original, Caramelos Paco cuenta con una segunda tienda donde poder elegir entre mil piñatas y millones de detalles para rellenarlas, disfraces y artículos de broma. Por favor, no dejéis de mirar la cara de vuestros hijos cuando vean por primera vez este prodigio de lugar, eso sí que no tiene precio. Dulce día a todos.

Caramelos Paco

Tags: , , , ,