Bloggin Madrid

Don Pasquale en el Teatro Real

Categoría: Arte y Cultura 13 mayo 2013

Don Pasquale. Nicola Alaimo y Eleonora Buratto. (Fotografía de Javier del Real ©)

El director de orquesta Riccardo Muti, galardonado en 2011 con el Premio Príncipe de Asturias, vuelve por segundo año consecutivo al Teatro Real de Madrid, esta vez con una de las obras más redondas de Donizetti, Don Pasquale, que podrá verse los días 13, 15, 17 y 19 de mayo.

Antes de asistir al ensayo general de Don Pasquale, sabía que este título representa el final de una época dorada en la historia de la música y que es la última gran ópera bufa italiana. Estrenada en 1843, su libreto, muy ágil y salpicado de ironía, lo escribieron G.Ruffini y el propio compositor, siguiendo muy de cerca a los personajes característicos de la comedia del arte. Tal es así que Don Pasquale se identifica con Pantaleón, el viejo tacaño e inocente que cae rendido a los encantos de la mucho más joven Norina. Un tema, por otro lado, muy recurrente en la literatura europea del siglo XIX. La trama, interpretada en clave de comedia, se refleja en una música alegre y colorista que refuerza las escenas y la acción.

Sin embargo destacan breves pasajes cargados de melancolía como el aria “Póvero Ernesto”, mi favorita. Interpretada en esta ocasión por Dmitry Korchak, cuya voz va más allá del tenor ligero hacia el lírico,  fue, como pude comprobar más tarde, la gran sorpresa de la noche. El resto del reparto (Nicola Alaimo, Alessandro Luongo, Eleonora Buratto y Davide Luciano) se enfrenta sin dificultades a todas las florituras propias del bel canto.  Los concertantes, las partes en las que casi todos los personajes cantan simultáneamente, logran ser momentos desternillantes gracias a una sabia puesta en escena. Me reí mucho y esto no suele ser habitual en la ópera.

Riccardo Muti. (Fotografía de Todd Rosenberg ©)

No es la primera vez que Riccardo Muti se encarga de la dirección musical de esta ópera, probablemente una de las que mejor conoce, y se nota: se trata, y lo digo totalmente convencido, de una gran oportunidad para el público. El maestro ha señalado en varias ocasiones la dificultad de la partitura desde un punto de vista instrumental, a medio camino entre la ópera napolitana y mozartiana, reto que afronta la Orquesta Giovanile Luigi Cherubini con un éxito extraordinario.  En Don Pasqueale la dificultad de ejecución contrasta con la facilidad de escucha. Digamos que este título es una propuesta idónea para los espectadores menos familiarizados con el género.

Según las crónicas de la época, Donizetti escribió Don Pasquale en sólo 11 días. Y lo cierto es que debió hacerlo bajo una inspiración vibrante que Riccardo Muti ha sabido transmitir con exactitud y entusiasmo en esta maravillosa producción que hasta el día 19 de mayo podéis ver en el Teatro Real.

Tags: ,
 
Arriba