Bloggin Madrid

Museo Nacional de Arte de China

Categoría: Arte y Cultura 21 octubre 2013

Bloom of Youth – Hello Beijin (2007). © Wang Guanjun.

Bajo el título Un nuevo horizonte el centro Conde Duque presenta una selección de 60 obras provenientes del Museo Nacional de Arte  de China (NAMOC) que, ubicado en Beijing, se dedica desde su inauguración en 1963 a escribir el discurso estético contemporáneo del gigante asiático.

La exposición muestra la obra de una serie de artistas que han querido reflejar el aperturismo económico de China en los últimos treinta años. Para que todos nos entendamos, me atrevería a decir que la colección del NAMOC representa, en el ámbito de las artes plásticas, lo mismo que significaron los Juegos Olímpicos de 2008 celebrados en Beijing: la voluntad del país por querer mostrar al mundo una imagen nueva.

Dividida en tres grandes bloques – “Cambios sociales”, “Naturaleza poética” y “Exploración múltiple”-  el recorrido se inicia con las propuestas de Wang Shaolun o Wang Yan que, herederos del realismo socialista, narran en obras como 24 de noviembre de 1978 o Cuando sopla la brisa de primavera el impacto de la reforma agraria que distribuyó la tierra colectivizada entre los campesinos. Con un título que alude también a la metáfora estacional, la pintura de He Douling, La primavera está despierta, representa la expectación ante los cambios con el delicado gesto de una niña. Mucho más cruda, en El cobertizo de Li Chuanzhen los campesinos chinos que emigran a las grandes ciudades a trabajar se hacinan en las literas de una pequeña habitación, radicalmente distintos a los jóvenes urbanitas de Shangai y Beijin que, en la misma sala y en clave pop, retratan Xin Dongwang, Wang Guanjun o Yu Hong.

Spring Snow (1983). © Wu Guanzhong.

En “Naturaleza poética” observo que el paisaje, género con una larga tradición en la pintura china, sigue siendo hoy la manifestación artística por excelencia del país. Wu Guanzhong, tal vez el artista de esta exposición con más reconocimiento internacional, tiene un acercamiento muy contemporáneo a una la sensibilidad milenaria, como puede verse en la pintura en tinta Nieve de primavera, donde las manchas parecen derretirse con la mirada del espectador. Si bien cabe destacar que también hay varios óleos – una técnica de origen occidental que no se difundió en Asia hasta principios del siglo XX – lo cierto es que numerosos artistas de la muestra del centro Conde Duque usan la tinta china con una extraordinaria maestría que alcanza resultados para mí desconocidos hasta ahora.

“Exploración múltiple”, el último capítulo del recorrido, presenta otras prácticas artísticas como la instalación con hilos de seda de Xiang Yang, cuya Identidad incierta es una reflexión sobre la artesanía tradicional y el lugar de China en el mundo de hoy, o la escultura y la pintura abstractas de Wen Lou y Chen Wenji, cuyas obras podrían haber sido hechas en el contexto occidental.  En Un nuevo horizonte están representados los artistas contemporáneos más sobresalientes de la colección del Museo  Nacional de Arte de China, la única pinacoteca pública del país.

Uncertain Identity (2008). © Xiang Yang

Tags: , , ,
 
Arriba