Bloggin Madrid

Estambul. Javier Serna.

La Biblioteca Nacional, el Museo del Romanticismo y El Museo Cerralbo se han puesto de acuerdo para mostrarnos cómo se viajaba en el siglo XIX. Al recorrer las exposiciones “Visite España. La Memoria Rescatada” y “Viajes con el Marqués” parece que una mano mágica te recorta del Madrid del siglo XXI y te pega, al igual que un cromo, en el San Sebastián de la Belle Époque o en la Venecia de Thomas Mann.

Dadas sus pequeñas dimensiones, las postales, las entradas a los museos, los souvenirs y los álbumes de fotos podrían pasar desapercibidos en las salas de un museo, y más aún en las salas del Museo Cerralbo, un palacio en el que casi no cabe ni un alfiler. Para mostrarlos de forma más atractiva, los artistas de la Sociedad del Collage de Madrid le han dado una vuelta a estos materiales y, desde una perspectiva contemporánea, nos cuentan los viajes que hizo el marqués en compañía de su mujer y del hijo de ésta, con un delirante corta y pega de figuras, fondos y tipografías. Por ejemplo, Javier Serna coloca a la mítica Loïe Fuller (a la que, por cierto, La Casa Encendida dedica una exposición hasta el 4 de mayo) bailando en un puente de Estambul y Raúl Gil se imagina el Palais des Sources Vichy inundado tras un maremoto. A principios de abril el Museo del Romanticismo inaugurará otra exposición dedicada al collage con algunos de los artistas que ahora están exponiendo en el Cerralbo. En esta ocasión las obras girarán en torno a los viajes de Julio Verne y se integrarán entre las piezas de la colección.

Inundación. Raúl Gil.

Pero el viaje tal y cómo se hacía antes, el turismo decimonónico – de sombrilla a rayas y folclore de cartón-piedra -, y tal y como se promocionaba a principios de siglo – con carteles art-decó y estands en las exposiciones universales -, se ha recreado en otra muestra, “Visita España. La memoria rescatada”, que tiene una primera parte en el mismo Museo del Romanticismo y una segunda en la Biblioteca Nacional. No es extraño que estas instituciones se hayan volcado en el proyecto, la primera porque fue fundada por el Marques de la Vega-Inclán, comisario regio de turismo entre 1911 y 1928, y la segunda porque conserva los mapas, las guías o los pósters promocionales con las que se construyó la imagen turística de España en el extranjero entre  finales del siglo XIX y la Guerra Civil.

Viajar a los locos años veinte y treinta, recorrer las playas de Biarritz o Santander, descubrir por primera vez el Museo del Prado y casi desfallecer ante la belleza de un país aún por explorar es posible gracias a “Visite España. La Memoria Rescatada” y “Viajes con el Marqués”.

Viajes con el Marqués

Tags: , , ,
 
Arriba