Bloggin Madrid

Tríptico de la Anunciación de Joos Van Cleve, Catedral de Santo Domingo de la Calzada.

Independientemente de su valor religioso, las obras de la exposición A Su imagen y el Belén de los Duques de Cardona sobresalen por su gran calidad artística. Aunque se han presentado con motivo de esta Navidad, podrán verse durante varias semanas después de las fiestas.

Como si fueran las viñetas de un cómic, los cuadros, tapices, esculturas y objetos suntuarios de A Su imagen narran visualmente los episodios más significativos de la Historia Sagrada. Del libro del Génesis al Apocalípsis pasando por escenas tan populares como las protagonizadas por Sansón, que dio muerte a un león con sus propias manos, o David, cuya puntería le permitió vencer al gigante Goliat. Por supuesto que no toda la Biblia cabe en una exposición y que este recorrido iconográfico hace sólo un repaso por algunos capítulos, tal vez los más extraordinarios. Pero incluso para aquellos a los que no les interese el arte religioso es muy recomendable acercarse al Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa dada la enorme belleza de las piezas, algunas provenientes de las colecciones del Banco Santander, del BBVA o del Fondo Cultural Villar Mir. Son obras maestras incuestionables Susana y los viejos de Ribera, La tentación de Santo Tomás de Velázquez, y La oración en el huerto de los olivos de Goya. Aunque tal vez, las más sorprendentes sean otras que no aparecen tan frecuentemente en los libros de arte y que sin embargo reflejan la enorme personalidad de sus autores, como el Tríptico de la Anunciación de Joos Van Cleve, David degollando a Goliat de Michiel Coxcie, y un par de profetas en alabastro de Damiá Forment.

Belén de los Duques de Cardona. Foto: Álvaro López.

Mientras podríamos seguir sumando viñetas a la exposición del Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa, el Belén de los Duques de Cardona expuesto en CentroCentro Cibeles se caracteriza por ser un conjunto entero y unitario al que sería complicado añadir o quitar cualquier elemento. Desde Il Benino, tradicional figura italiana que representa a un pastor dormido, hasta el mercado popular, la vitrina nos presenta toda una ciudad del siglo XVIII, en la que tienen casi mayor protagonismo las escenas pintorescas, como la espectacular banda de músicos que recibe a los Reyes Magos, que el propio misterio. Reflejar el mundo que los nobles y soberanos imaginaban es uno de los rasgos más característicos del belén napolitano, que Carlos III pondría de moda al convertirse en rey de España tras sus años en la ciudad italiana. Durante estos días también en Madrid se exhiben otros nacimientos similares en el Palacio Real, en el recientemente inaugurado Museo de Historia y en el Museo Thyssen-Bornemisza. Y de forma permanente en el Museo Nacional de Artes Decorativas.

Tanto el Belén de los Duques de Cardona, hasta el uno de febrero en la sala de operaciones de CentroCentro Cibeles, como la exposición A Su imagen, hasta el doce de abril en Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa, podrán verse en Madrid no sólo en Navidad.

Tags: ,
 
Arriba