Bloggin Madrid

El Twanguero: guitarra para bailar

Categoría: Diversión 11 mayo 2015
El Twanguero toca el día 14 de mayo en la sala El Sol. Un concierto imprescindible.

El Twanguero toca el día 14 de mayo en la sala El Sol. Un concierto imprescindible.

Que la guitarra es un arma musical definitiva ya lo sabían y lo pusieron en práctica Andrés Segovia, Paco de Lucía o Jimmy Hendrix. Pero aquí, en España, hay un alumno aventajado que sabe sacarle a las seis cuerdas todo el zumo de vida que hace falta para animar la fiesta decaída.

Diego García, más conocido y admirado como El Twanguero, es ese pedazo de músico que ha acompañado con su instrumento nada menos que a Andrés Calamaro, Santiago Auserón, Diego El Cigala, Juanes, Wyclef Jean, Jaime Urrutia, Fito Páez, Enrique Bunbury, Ely Guerra, Raphael, Camilo Sesto, Ana Torroja, José María Cano, Yerbabuena, Adriana Varela o Diego Torres, entre muchos otros. Asi Diego -nacido en Valencia, pero ciudadano del mundo, ha obtenido un justo reconocimiento internacional por su particular sonido cargado de latinidad y que se mueve entre el clásico estilo de la guitarra española, el folk americano, el flamenco y el tango y su impecable dominio del fingerpicking, que significa presindir de la púa y sacarle un virtuosismo impecable a los dedos de la mano derecha.

En su faceta como compositor, Diego el Twanguero ha editado cinco discos has la fecha y todos con impecables críticas. Ahora cierra su trilogía americana, tras viajar al corazón de Norteamerica con The Brooklyn Session, donde tocó con el Blues Brother Steve Cropper, y rendir pleitesía y fusionar el tango con casi todo en Argentina Songbook. Su última y reciente obra se llama Pachuco, en el que se ha zambullido en la tradición latina que floreció en Los Ángeles en los años 40.

Para El Twanguero "Madrid es la plaza más importante de la temporada". Le toca demostrarlo en la sala El Sol.

Para El Twanguero “Madrid es la plaza más importante de la temporada”. Le toca demostrarlo en la sala El Sol.

El álbum rezuma mambo, swing, rumba y rockabilly, conformando un repertorio original, trepidante e ideal para el baile y el desenfreno, como prueban cortes como Rockabilly Mambo, Cumbanchero, Cherry Pink o Lupita L.A. Diego no tiene nada que envidiar a Carlos Santana o Ry Cooder en su apuesta por los ritmos populares: “Creo que moverse en estos estilos es la mejor forma de conectar con el público “de a pie”, que es el que me interesa”. Pero esta apuesta no es algo forzado, sino que que procede de su personalidad viajera: “Siempre trato de hacer discos según mis vivencias y los lugares donde he pasado temporadas largas, como Nueva York, Los Ángeles, Buenos Aires o Ciudad de México. Además, la guitarra es el instrumento popular por excelencia y la entienden desde Madrid a Tokio”.

Diego apuesta por la idea de lo latino prescindiendo de los tópicos comerciales que llevan años dictando éxitos desde Miami: “Me atrae la idea del latino en USA, ese choque entre dos culturas que parecen antagónicas, pero que al final no lo son. En mi caso lo convierto en sonidos que se entrelazan: Surf y Cha Cha Cha, Swing y Rumba, Rockabilly y Mambo” Por otro lado, Diego no teme que sus temas sean instrumentales: “En España, como en casi todos lados, la música instrumental atrae si es rítmica, si hace bailar. Ese es mi objetivo con Pachuco”.

Madrileño y cosmopolita

Si bien Diego ha viajado por todo el mundo con su guitarra, Madrid es su base de operaciones: “Es la ciudad donde vivo desde hace diecisiete años. Si bien he pasado largas temporadas en América, Madrid es el lugar adonde siempre vuelvo. Es la mejor ciudad del mundo y no puedo pasar sin sus puestas de sol, pasear por el Retiro y tapear por La Latina los fines de semana”. Este mismo jueves 14 de mayo puedes ver y escuchar al Twanguero en la sala El Sol a partir de las 22:00 h. Diego sopesa bien la responsabilidad de esta cita: “Madrid es la Plaza más importante de la temporada, así que intentaré resumir todo mi repertorio para agradar a todos en la medida que se pueda”. Porque aquí, en la capital, Diego ha reunido un montón de anécdotas: “Cuando me mudé a Madrid lo primero que hice fue visitar el Museo del Prado y me encontré a Gunter Grass mirando pinturas de Velázquez y me hice una foto con él. Otra vez estaba tocando en el Café Berlín y en el descanso se me acercó The Edge, el guitarrista de U2, a saludarme. Habían venido a los premios Amigo y salió a tomarse unas copas. Fue muy divertido. Hablamos de guitarras, de discos y me invitó a un gin tonic”. Ya ven, todo un madrileño de pro este Twanguero Pachuco… o viceversa; y, como tal, Diego García también tiene su ruta madrileña:

Plaza de Santa Ana

Plaza de Santa Ana

1. La Plaza de Santa Ana: en invierno o en verano, me da igual. Es un lugar maravilloso a cualquier hora del día. Mejor entre semana.

El Rastro

El Rastro

2. El Rastro: siempre que puedo voy, aunque no compre nada. Me trae recuerdos imborrables de mis primeros año en Madrid.

El Gourmet de El Corte Inglés de Callao

El Gourmet de El Corte Inglés de Callao

3. El Gourmet Experience de El Corte Inglés de Callao: las vistas son espectaculares y se come bien.

Casa Patas

Casa Patas

4. Casa Patas: flamenco nuestro. Arte mayor.

5. Radio City, en Conde Duque: cuando vivía en Malasaña me tiraba horas mirando discos. Ahora si voy al centro intento pasar a pillar algo.

Tags: , , ,
 
Arriba