Bloggin Madrid

Hanne Tveter: el eje Oslo-Madrid

Categoría: Diversión 21 mayo 2015
El trabajo de Hanne Tveter, Oslo-Madrid, es una aventura musical que aúna su raíz nórdica con el flamenco.

El trabajo de Hanne Tveter es una aventura musical que aúna su raíz nórdica con el flamenco.

¿Una noruega por siguiriyas? ¿Alguien de la estirpe vikinga atacando unos tanguillos? ¿Una mezcla de folclores escandinavos y latinos? Todo es posible en la música y más cuando quien lo propone es una enamorada de lo latino, de España y, más concretamente, de Madrid.

La cantante noruega Hanne Tveter es la protagonista de esta inesperada apuesta que ha cristalizado en el disco Oslo-Madrid, una aventura musical única y sincera entre su raíz nórdica y el flamenco, grabada y producida en la capital de España y en la que colaboran destacados músicos del flamenco contemporáneo y el jazz latino. Con una larga trayectoria en el jazz, la música clásica y la música de raíz, los encuentros musicales transversales de Hanne se han convertido en su sello de identidad como cantante e intérprete. Es en este trayecto de su carrera musical, tras haberse relacionado con músicas de muy diversos orígenes, en el que llega al encuentro con el flamenco.

Para Hanne Tveter Madrid es su segunda casa, un lugar donde se siente extremadamente viva.

Para Hanne Tveter Madrid es su segunda casa, un lugar donde se siente extremadamente viva.

La creatividad de la artista y el dominio del compás flamenco y la improvisación jazzística de la banda dan pie a esta rubia norteña a abrir una etapa de creación entre dos mundos que se unen por los caminos de la música. Oslo-Madrid realza la fusión del folclore nórdico con el flamenco y el jazz latino. Hanne está vinculada a nuestro país desde muy joven: “He tenido fascinación a la guitarra flamenca desde muy niña, cuando mi familia se trasladó a España por una temporada. Luego me acerqué al cante tomando cursillos en Sevilla y, a partir de ahí, nació mi interés por fusionarlo con estilos que yo canto”. De España le llamó la atención “su música y su diversidad cultural en general, desde la pintura y arquitectura hasta la comida mediterránea”. El hablar español ha sido para ella una llave que le ha abierto las puertas a rincones muy alejados de los fiordos: “El hablar español ha hecho que yo entienda una parte fundamental de la cultura latina. En Oslo hay muchos latinos y este ambiente es muy popular. De más joven me gustaba siempre bailar salsa y samba. Luego empecé a tener colegas músicos latinos y con los años me he dedicado más a otros estilos. Aparte he viajado mucho a países latinoamericanos, especialmente México. La música mexicana y brasileña son los estilos que más había interpretado en el ámbito latino, siempre mezclado con el jazz”.

A la artista noruega le fascina el ambiente musical de Madrid, "una ciudad que nunca duerme".

A la artista noruega le fascina el ambiente musical de Madrid, “una ciudad que nunca duerme”.

De aquellos viajes nació la inspiración de sus primeros álbumes, ya que Hanne Tveter dispone de una amplia discografía en la que destacan trabajos como Hanne Tveter & Brasileiro (Nordic Records 2014), trabajo de música infantil brasileña; Cruxando Fronteraz (Nordic Records 2011), con clásicos latinoamericanos, música folclórica mexicana y noruega, My Letter to the World (Nordic Records 2008) donde musica poemas de Emily Dickinson o Elementer (Nordic Records 2001) con temas propios.

Para Tveter: “Cada música de raíz tiene en común que se aprende de boca en boca. Está basada en las vivencias de la gente y es parte esencial de cada cultura. Los dos folclores –noruego y español-  están basados en su cante. Por lo demás, son estilos muy distintos”. No obstante en las canciones del disco la cantante combina los dos idiomas: “Reconozco que ha sido un reto. El idioma noruego tiene otro soniquete diferente al español y adaptar el fraseo de las letras noruegas al compás flamenco era un mundo nuevo”. En cuanto al significado de los textos en noruego por rumbas, alegrías, bulerías o siguiriyas –no hay que olvidarlo: “Hablan de diferentes tópicos: desde el amor no correspondido hasta temas más profundos. También hay letras sencillas sobre la vida en el campo, como Anne Knutsdotter o Min Alegria, que es una adaptación de una letra de mi bisabuela, un cuento de una gata hablando seriamente con sus hijas jóvenes sobre la vida”.

Para Hanne Tveter “Madrid ya es como mi segunda casa. Llegué por primera vez en 2011 después de un curso en Berklee Valencia. Vine para conocer la capital y tomar clases en la academia flamenca Amor de Dios después de haber recibido una beca en Noruega. Madrid tiene un pulso muy fuerte y se encuentra músicos con la mente abierta para la fusión. Por eso hice mi grabación aquí”. Hanne encuentra la vida en nuestra ciudad “muy intensa. Como siempre he tenido mucho trabajo que realizar en viajes limitados de tiempo, me siento aquí entre extremamente viva y a veces agotada. Madrid es una ciudad que nunca duerme. Ha sido fácil y difícil a la vez encontrar colegas y conocer el ambiente musical, pero he tenido la suerte de trabajar con muy buenos músicos en diferentes estilos. Como mi vida diaria es en Noruega, crear “vida” en Madrid tardará un poco mas todavía.” La grabación del disco fue “un proceso de diferentes fases. Como no tenia contacto con el ambiente flamenco antes de venir, tuve que ir tanto a tablaos como clubs de jazz para escuchar y conocer artistas. Primero me conecté con los músicos que forman la base flamenca en el disco, entre ellos el maestro Montoyita a la guitarra. Yelsy Heredia me embrujó con su bajo al primer oído en un concierto en el Café Jazz  Populart, tanto como Luis Guerra en el piano. Luego coincidí con el gran Jorge Pardo y me dio mucho gusto su colaboración. En Noruega conocí al maestro Pepe Rivero cuando colaboramos en el festival Fjordjazz en 2014”. Con estos mimbres, Hanne armó un disco en el que no falta la interpretación del chotis Madrid, Madrid, Madrid del maestro mejicano Agustín Lara ¡por bulerías!: “¡Jejeje… ¡No me pude resistir a hacerlo. Como el proyecto para mí ya tenía tanta alma madrileña y como me gusta mucho la música de Lara, me decidí por este tema. Para mí es una manera de dar un brindis a la ciudad que me ha dado tanta inspiración para abrirme a nuevos caminos musicales”. Y tanto. Hanne Tveter ya es una madrileña más con sus rincones favoritos de la ciudad, estos:

Jardín del Príncipe de Anglona, en la plaza de la Paja.

Jardín del Príncipe de Anglona, en la plaza de la Paja.

1. La Plaza de la Paja, en La Latina, porque tiene restaurantes muy chulos alrededor.

Hammam Al Andalus Madrid

Hammam Al Andalus Madrid

2. Los baños árabes Hammam Al Ándalus Madrid, un relajo total después de un largo día de estudio.

3. Byres Beef, en la calle Barcelona 13, un pequeño restaurante donde me tratan como en casa.

Casa Patas

Casa Patas

4. Casa Patas, uno de los tablaos con mucha historia y arte.

5. Bogui Jazz, siempre programan buena música en este club.

Café Central

Café Central

6. El Café Central… Claro, como soy músico voy a estos sitios.

El Rastro

El Rastro

7. El Rastro, un mercado divertido para el fin de semana.

8. El Mercado de San Miguel para una cañita.

9. Malasaña, barrio muy vivo en fin de semana.

Tags: , ,
 
Arriba