Bloggin Madrid

Kings of Convenience

Categoría: Diversión 7 diciembre 2015

Los días 9 y 10 de este mes en el Teatro Lara tendremos en Madrid una hermosa demostración de que del frío del norte de Europa también puede venir la calidez acústica. Erlend Øye y Eirik Glambek Bøe, ambos procedentes de Bergen, Noruega, llevan quince años proponiendo con Kings of Convenience una música basada en la máxima dulzura que se puede extraer a las guitarras acústicas, con enriquecimiento ocasional de cuerdas o pianos. Una música que procede, en lo corto, de la estela dejada por Belle & Sebastian y, en la larga distancia, de lo que a finales de los 60 y principios de los 70 propusieron  Paul Simon y Art Garfunkel.

Øye y Bøe nacieron en 1975 y comparten amistad desde los once años. Cinco después formaban el grupo Skog, llegando a grabar un EP. Ya en 1999 formaban en clave de dúo Kings of Convenience y, tras firmar con la discográfica independiente norteamericana Kindercore y editar un primer disco homónimo, en 2001 fijaban su residencia en Londres y publicaban la obra que puso la mundo Indie a los pies de su música: Quiet is the New Loud (El silencio es el nuevo ruido). Este álbum es el pistoletazo de salida de lo que se dió en llamar el New Acoustic Movement, que albergó las propuestas primigenias de David Gray, Eva Cassidy, Turin Brakes, I Am Kloot, Keane, Travis, Coldplay, Damien Rice o Starsailor, entre otros grupos y solistas.

El mismo 2001 llegó el disco de remezclas Versus, en el que Dj y productores como Ladytron, David Whitaker y Four Tet dieron una vuelta de tuerca electrónica a los sonidos de  Quiet Is The New Loud, con resultados sorprendentes. Llegó luego un parón que llevó a Øye a debutar en solitario y a desmarcarse como DJ de electrónica, mientras que Bøe finalizaba sus estudios de psicología. Pero el dúo retomó su carrera en 2004 con Riot In An Empty Street, disco en el que, sin renegar del tono otoñal, desplegaban una mayor y más rica variedad emocional y sonora. Cinco años después llegó Declaration Of Dependence, con Øye ya volcado durante ese lustro en su carrera en solitario como The Whitest Boy Alive. Sin embargo, aunque era 2009, Øye y Bøe continuaron sonando relajados y suaves; como el paisaje de una bahía otoñal en calma.

Mientras llega su continuación de estudio, en estas fechas Kings of Convenience giran con Quiet Is The New Loud bajo el brazo, disco que interpretan en directo en recintos más acogedores y con un formato Q&A -de preguntas y respuestas de la mano de un periodista y mezcladas con la música. La velada  comienza con un cara a cara ente el público entre el dúo y el periodista, para pasar a interpretar la primera cara del álbum -desde Winning A Battle, Losing A War hasta The Weight Of My Words. Un descanso, nuevo turno de preguntas, y a continuación la cara B, de The Girl From Back Then hasta el doceavo y último corte, Parallel Lines. En los bises suenan temas del resto de su discografía. Como se ve, un formato tremendamente innovador y efectivo. Para todos aquellos que han hecho que en nuestro país las cuatro fechas que nos van a ofrecer en los próximos días hayan agotado todas las localidades.

 

Tags: , , ,
 
Arriba