Bloggin Madrid

Miguel Poveda en la Gran Vía

Categoría: Diversión 12 enero 2016
El cantaor flamenco actúa en el Teatro Compac Gran Vía entre los días 12 y 17 de enero.

El cantaor flamenco actúa en el Teatro Compac Gran Vía entre los días 12 y 17 de enero.

El cantaor flamenco barcelonés Miguel Poveda sienta sus reales en la Gran Via madrileña para presentar desde el martes 12 hasta el domingo 17 en el Teatro Compac Gran Vía al público de Madridsu disco Sonetos y poemas para la libertad, disco con el que, con la colaboración de Pedro Guerra y el poeta Luis García Montero, Poveda se entrega a la tarea de extraer el quejío de  los versos de Quevedo, Góngora, Rafael de León, García Lorca, Miguel Hernández, Luis Eduardo Aute o Joaquín Sabina.

Para Miguel Poveda interpretar poemas en clave de flamenco no es algo inexplorado para él: “No es la primera vez que saco discos de poesía musicada. Ya hice uno de poetas catalanes y otro dedicado a la poesía de Rafael Alberti en su etapa del exilio. Este el tercer disco en el que canto a poetas”. Aunque en la orientación musical -una gran orquesta- sí hay un toque ciertamente novedoso: “Esta vez lo hemos hecho de otra manera, porque los arreglos musicales han corrido a cargo de Joan Albert Amargós, las músicas son de Pedro Guerra, yo he contribuido también a la composición con Amargós y con Chicuelo. Al haber poetas clásicos a los que nos hemos enfrentado -Quevedo o Lope de Vega- el tratamiento musical con orquesta ha sido de lo más apropiado”.

Sin embargo, ese uso de la orquesta no aleja al cantaor de los terrenos del flamenco tradicional en los que él se formó: “Son climas distintos, pero yo me siento cómodo en todos ellos. Son diferentes, con distinto modo de cantar, pero no dejo de reconocerme  en cada canción del disco. Siempre hay puesta una gran parte de mí, lo mismo cuando canto a Quevedo, que cuando canto a Sabina”. Porque, si le dan a elegir, Miguel prefiere “siempre la libertad de poder cantar, de disfrutar cantando, expresando cosas. Cantando al amor, al desamor, al desgarro, a lo melancólico… Puede que haya rincones que conozco más, como los del cante clásico, porque estoy en él desde que tenía 17 años y ahora tengo 43. Además no he pasado ni un solo día sin hacer flamenco. Es mi esencia y la música que más amo, pero también disfruto mucho cuando estoy con la orquesta y con Amargós haciendo un soneto de Gil de Biedma”.

Madrid supone mucho para la carrera de Miguel Poveda: “Muchísimo, porque Madrid, desde el año 93 que yo gané el Festival de La Unión, siempre puso mucho interés en conocerme y en traerme. La primera vez fui a Conde Duque; después a salas como Revólver y Caracol, que yo me recorría. La prensa de Madrid siempre me ha tratado con mucha ilusión y ha puesto mucha esperanza en mí, porque me veían como un chaval joven de 20 años y siempre me alentaron con sus comentarios y sus críticas. Le debo mucho a la capital, que es muy entendida en flamenco y muy exigente. Además, mis mayores éxitos también los he tenido aquí: Las Ventas, el Teatro Real que he hecho ya dos veces, el Auditorio Nacional, que se agotó enseguida, ahora una semana en Gran Vía… Por eso tengo la sensación de que aquí estoy en casa“.

Madrid es un punto de referencia obligatorio para los flamencos: “Muchos artistas andaluces se han venido a hacer carrera aquí, trabajando en los tablaos -el Café de Chinitas, El Corral de la Morería…  Aquí veías a Camarón o a Manuela Carrasco o al propio Manolo Caracol, que abrió Los Canasteros, su tablao, en la calle Barbieri… Madrid ha sido siempre capital del flamenco, adonde venían los artistas a grabar sus discos y, de aquí, se abrían al mundo… Madrid es un trampolín”. Público, el de Madrid, que conoce y aprecia el buen flamenco: “Aunque todos los públicos son distintos en todas partes. Aquí la gente es respetuosa y muy sabia. Además, hay que tener en cuenta que en Madrid hay también mucho público extranjero que viene hasta aquí a encontrar buen flamenco”. De todas sus visitas, Poveda recuerda “de modo especial la celebración de mis primeros veinticinco años en la música que hice con un concierto en Las Ventas con amigos invitados y muchísima gente que abarrotó el recinto para compartir conmigo aquel aniversario” . Para esta semana también tiene planeada el cantaor alguna que otra sorpresa: “Siempre se apunta algún compañero invitado a subir a cantar algo conmigo. Un día Pitingo, otro día Pedro Guerra… ”

Los cinco rincones madrileños preferidos de Miguel Poveda son:

1. El Parque de El Retiro, porque cuando estuve viviendo en la calle Barbieri, salía todas las mañana por allí a correr.

Parque de El Retiro

Parque de El Retiro

2. La Latina: esta es una zona que me encanta.

Barrio de La Latina

Barrio de La Latina

3. El Corral de la Morería. Es un sitio que me encanta, porque tiene mucha historia y porque hoy en día cualquier noche puedes ver allí bailando al Canales o a La Lupi.

Corral de la Morería

Corral de la Morería

4. La Gran Vía, que me fascina por sus teatros, sus cines, su vida cultural.

Gran Vía

Gran Vía

5. Los jardines de Sabatini.

Jardines de Sabatini

Jardines de Sabatini

Tags: , , ,
 
Arriba