Bloggin Madrid

El Teatro de la Zarzuela estrena una ópera sobre María Moliner, autora del Diccionario del uso del español y una de las intelectuales más desconocidas del siglo XX. Compuesta por Antoni Parera Fons y protagonizada por la mezzosoprano María José Montiel, Premio Nacional de Música de 2015, podrá verse en Madrid hasta el día 21 de abril.

Durante décadas María Moliner fue sólo el nombre de un diccionario que nunca faltaba en las bibliotecas. Sus dos tomos conseguían dilucidar con extraordinaria sencillez el sentido de cualquier palabra, pero muchos ignorábamos la vida de su autora, la mujer que había dedicado más de quince años a componerlo. Fue en el año 2012 cuando el Teatro de la Abadía estrenó la sorprendente obra de Manuel Calzada en la que se reivindicaba la titánica labor que supuso hacer en solitario “el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana”, como diría Gabriel García Márquez.

Precisamente es el humor el rasgo más sobresaliente del libreto escrito por Lucía Vilanova, que incide en la locura genial de tratar de contener todo nuestro vocabulario, con todos sus matices, en una obra enciclopédica. La historia alcanza sus momentos más hermosos cuando las distintas acepciones se expresan por sí mismas, pues nunca había sido tan apropiado hacer cantar, literalmente, a un diccionario. De esto se ha encargado Antoni Parera Fons, cuya carrera traza un interesante viaje desde la canción melódica – ha puesto música a poemas de Rafael Alberti o Guillem d’Efak -  a la música académica contemporánea. En 2010 estrenó su primera ópera, Con los pies en la luna, en una producción que contaba con Paco Azorín, director de escena de María Moliner, como libretista. Y por supuesto cabe destacar a la extraordinaria María José Montiel, a la que también podemos escuchar los días 23 y 26 de abril en el papel de Federia de Luisa Miller en el Teatro Real. Su timbre cálido y su enorme talento como actriz son un lujo para el estreno absoluto de esta ópera.

La propuesta de hacer una “ópera documental” fue un encargo del propio Teatro de la Zarzuela y por lo tanto uno de las citas más esperados del año. De esta forma también se suma, junto a proyectos como Las sin sombrero o Cien de cien, a la necesaria recuperación de las intelectuales españolas del siglo XX, cuyo legado nos ha llegado de forma fragmentaria o simplemente no nos ha llegado. Pocas veces se insiste en la María Moliner de las Misiones Pedagógicas o en la que estuvo al frente de la Biblioteca de la Universidad de Valencia durante la II República. Gracias a esta ópera, la autora del Diccionario del uso del español, digna heredera de Gertrudis Gómez de Avellaneda o Emilia Pardo Bazán, ocupa simbólicamente el sillón que la Real Academia Española le negó en vida.

Con María Moliner el Teatro de la Zarzuela está a punto de acabar una interesantísima temporada lírica. Si hace apenas unas semanas pudo verse una espectacular sesión doble dedicada al compositor barroco Sebastián Durón, en mayo llega Como está Madriz, a partir de La Gran Vía y El año pasado por Agua y con Miguel del Arco al frente de la dirección. Lo dicho, este escenario sigue siendo para mí uno de los más necesarios y plurales que tenemos hoy.

Tags: , ,
 
Arriba