Bloggin Madrid

Quique González en Madrid

Categoría: Diversión 5 julio 2016
Quique González actúa en el Teatro Circo Price los días 9 y 10 de julio.

Quique González actúa en el Teatro Circo Price los días 9 y 10 de julio.

Uno de los puntos fuertes de los Veranos en el Price será la actuación del madrileño Quique González los días sábado 9 y 10 de julio. Una actuación en la que el rockero se reencontrará con su público a los sones de las canciones de su décimo y último disco oficial, Me mata si me necesitas?, pero en el que sonará un repertorio tan apasionado, como reconocido por la legión de seguidores que el cantante ha ido forjando tras de si en una carrera en la que siempre ha exhibido la bandera de la independencia personal y artística.

Madrileño del 73, tras acabar sus estudios rápidamente escogió la música como vocación y dedicación siguiendo los pasos guitarrísticos de Carlos Raya, quien con el tiempo se convertiría en su productor y colaborador más habitual. Pasó por locales pequeños, entregando maravillosas canciones a amigos como Enrique Urquijo, para quien compuso  Aunque tú no lo sepas, antes de debutar discográficamente en 1998 con el disco Personal. Desde entonces, diez discos irreprochables, llenos de rock’n’roll que va desde dentro, de lo más íntimo y emocional, hacia afuera, al encuentro del más receptivo público. Desafiando la incomprensión e insensibilidad de la industria discográfica y abrazando la autoedición y el duro trabajo por cuenta propia, han ido llegando Salitre 48,  Pájaros mojados, Kamikazes enamorados,  La noche americana, Ajuste de cuentas, Avería y redención,  Daiquiri blues, Delantera mítica y, finalmente este año 2016, Me mata si me necesitas, siempre demostrando un poderío creativo y musical que va en aumento a cada momento.

El proceso de composición y grabación de Me mata si me necesitas transcurrió de este modo, según cuenta Quique: “Escribí las canciones durante un año y fui puliéndolas hasta que nos juntamos con Ricky Falkner, el productor y la banda en mi casa para probar cosas y ver hacia dónde íbamos. Luego las grabamos en unos diez días en Tarragona, en La Casa Murada, en un ambiente bastante hippy, tocando todos a la vez, buscando la toma más emocionante”. Un trabajo en el que se nota la enorme experiencia acumulada y las muchas lecciones aprendidas: “Supongo que todas y cada una de ellas. De eso se trata”. El álbum refleja en canciones como Orquídeas, Se estrechan en el corazón y, sobre todo, La casa de mis padres, una autorevelación de los sentimientos con la que está de acuerdo el propio artista: “Sí. Creo que es el emocionalmente más explícito. Si, para mí escribir y cantar mis canciones tiene mucho que ver con sacar afuera mis demonios”. Siempre logrando un armónico equilibrio entre la parte más intimista y la natural extroversión del género rock: “Me gusta ir de un sitio a otro. Tocar solo en acústico o con toda mi banda me permite llegar a lugares distintos”.

Quique es de esos madrileños que buscó horizontes allá donde el paisaje es más verde; más concretamente en una alejada zona de Cantabria: “Nací aquí, pero llevo doce años viviendo en el Norte. No obstante, vengo mucho porque muchos de mis amigos y mi hermana viven aquí”. Lógico es, pues, que Madrid haya conformado su personalidad como músico: “Hombre, todo influye, el entorno, las circunstancias, tus maestros, tus colegas… ; y supongo que hay ciudades con más tradición rockera que otras. En Madrid, evidentemente, siempre hubo más movimiento de bandas” aunque en cuanto a la calidad del público madrileño, Quique es taxativo: “Es el más caliente de todos”. Del mismo modo, Quique se encuentra especialmente emocionado con esta inminente actuación en el Teatro Circo Price: “Tocamos dos días. Nunca he tocado allí y es de mis sitios favoritos. Me encanta cómo está sonando la banda y vendrán algunos amigos”.


Los cinco rincones de Quique González en Madrid:

Parque San Juan Bautista. Crecí en el Flori y, cuando vuelvo, sigue teniendo algo genuino.

Estadio Santiago Bernabéu. Mi padre me llevaba a veces al estadio y es uno de los mejores recuerdos de mi infancia.

Plaza de San Ildefonso. Trabajé en bares de Malasaña hace 25 años, repartiendo flyers, poniendo copas y di los primeros conciertos también allí. Ha cambiado mucho.

Puerta de Alcalá. Es la entrada más bonita de Madrid. Ver el atardecer con Gran Vía al fondo es emocionante.

Lago de la Casa de Campo. Me la redescubrió Raúl Cimas hace un par de años. Un buen lugar para dar un paseo, comer en alguno de los restaurantes…

Tags: , , ,
 
Arriba