Bloggin Madrid
La Canica

La Canica

Si eres de los que en agosto se queda en Madrid, apunta en tu lista de locales con terraza estos que no cierran. Ahora que la ciudad está desierta, es un placer cenar a tus anchas y probar las recetas más refrescantes y veraniegas.

La Canica

La Canica

El joven aunque sobradamente preparado chef Sergio Martínez está viendo como su sueño se convierte en realidad. Hace poco más de un año abrió La Canica, en la zona de Campo de las Naciones, un espacio con una preciosa decoración y una carta de cocina reinterpretada con platos geniales. Ahora acaba de abrir su segunda Canica en la calle Infanta Mercedes. Ambos funcionan todo el verano y ofrecen una zona de terraza elegante y muy llamativa, de enormes ventanales que se abren al exterior. Su cocina es perfeccionista, creativa y, sobre todo, muy buena.

Arroz entre comillas de La Canica

Arroz entre comillas de La Canica

Para las noches de verano apetece la ensaladilla, el salmorejo, el steak tartar y, por supuesto, las canicas que dan nombre a los locales y que son unas ricas croquetas de carrillera con mahonesa de pistacho, crujientes por fuera y cremosísimas por dentro. ¿A que entran ganas de probarlas? Y solo durante el mes de agosto se podrán degustar los Arroces entre comillas, elaborados con sémola de trigo, como el de puntillitas en su tinta o el meloso con carabinero.

Murillo Café

Murillo Café

Las que también van por su segundo local son las empresarias Eliza Arcaya y Johanna Von Muller. Cerca del Museo del Prado, junto a la puerta de Murillo, se encuentra el Murillo Café con una oferta de comida bistró mediterránea desde el desayuno hasta la cena. Ofrece una carta con propuestas de los cinco continentes diseñada por el televisivo Boris Izaguirre en la que aparecen rollitos vietnamitas, empanaditas criollas y samosas entre otros suculentos bocados. El toque más español viene con productos ibéricos de primera calidad y los platos más refrescantes para este mes, el salmorejo Duque de Alba, sus crujientes de gambas con agridulce de pimientos o la ensalada con jamón ibérico. Ojo a los panes y pasteles de su propia panadería. Su terraza, pequeña y coqueta, te da un respiro al final del día.

 

Velázquez 17

Velázquez 17

El Velázquez 17 es su segundo “hijo” gastronómico y un lugar idóneo para pasar el caluroso mes de agosto en una de las terrazas más codiciadas de la capital. Y para combatir las altas temperaturas, pide el carpaccio de pez mantequilla con jengibre, soja y aguacate; la ensalada de calabacín con parmesano, rúcula y frutos secos garrapiñados y la apuesta más veraniega, el salmorejo. Los sábados y los domingos (a partir de las 12:.00 h) El Velázquez 17 organiza su brunch con huevos benedictinos, bagels de salmón, waffles recién hechos o mini crepes servidas con nutella y mermelada.

Punk Bach

Punk Bach

El paseo de la Castellana se convierte en verano en un “paseo marítimo” de la ciudad. El ambiente más veraniego se vive de manera placentera en sitios como Otto Madrid, en el número 8, un restaurante vanguardista que invita a sentarse en su terraza para ir descubriendo su repertorio gastronómico y rematar la noche con una copa (viernes y sábado abre de 13 h a 2:30 h). Un poco más al norte, junto al Museo de Ciencias Naturales, llegamos a la terraza de Punk Bach, una de mis preferidas. Abre todo el año, pero en verano ¡es tan agradable! La cocina de Iñaki Rodaballo, con raíces vascas y giros rompedores, se sirve en pequeños bocados en su carta de la terraza. Este verano incorpora la tortilla de patata y mantiene su clásico bocata de calamares con pan negro. Para redondear la noche, una de mis debilidades: los cócteles que prepara Adrian Sehob, que por sí mismos ya merecen la visita.

Los Gallos

Los Gallos

Saltamos ahora al corazón del Barrio de Salamanca, al Callejón de Puigcerdá, que se llena de vida en agosto. Sube al ático terraza de la Taberna Los Gallos y pide alguno de los platos con acento “malagueño” que prepara su chef, como los boquerones a la andaluza o esos chanquetes con huevo y pimientos que tanto se disfruta, ¡ojú! Junto a Los Gallos, y bajo el mismo equipo de cocina, vas a encontrar la gastronomía moderna y desenfadada de Babelia Café, que puedes probar en varios ambientes, pero ahora se está de maravilla en la terraza invernadero de suaves tonos azules, como si estuviéramos junto al mar, sobre todo cuando probamos los boquerones a la andauza con panko y curry tartar o las tapas de buen “laterío”.

No Restaurante

No Restaurante

Y sin salir del coqueto callejón, nos encontramos con NO Restaurante, el más inconformista, con Xavier Márquez a los mandos de la cocina con estas sugerencias para agosto: tartar de atún rojo de almadraba al estilo asiático; salmorejo con tomate de huerta chips de berenjena y huevo de codorniz y cucurucho de anguila, aguacate y salsa de soja dulce. La mayoría de la carta es apta para celíacos y lo indica claramente. Toda la calle Jorge Juan tiene mucho ambiente en pleno verano, así que volveremos pronto para conocer sus locales, uno a uno.

Tags: , , , , ,
 
Arriba