Silvia Roba Silvia Roba

Visitas muy especiales

Categoría: Diversión 18 enero 2018

Teatro Real

Teatro Real

Viajar significa conocer, descubrir, llevarse para siempre una experiencia realmente única. Muchos edificios, monumentos y lugares emblemáticos abren sus puertas para recibir a todos aquellos que  no solo se conforman con hacerse un selfie a la entrada. Te proponemos ocho visitas -algunas guiadas, otras no- que no te puedes perder si vienes a Madrid en estos días.

Teatro Real

Teatro Real

El Teatro Real

Fue el 23 de abril de 1818 cuando se colocó la primera piedra del que sería el nuevo templo de la ópera de Madrid. Sí, es ahora, justo ahora, cuando el Teatro Real celebra su bicentenario, y lo hace a lo grande, con la recuperación de algún que otro clásico de su repertorio habitual, como La Bohème, hasta hace poco en cartel, y con estrenos de altura, como Dead Man Walking, que muchos recordarán en su versión cinematográfica, Pena de Muerte, que llega al Real el día 26.

Pero para conocer en profundidad este edificio tan representativo de la ciudad, en plena plaza de Oriente, existen visitas guiadas. Las hay de varios tipos:generales, donde se hace un repaso a la historia y curiosidades del Teatro (de lunes a domingo, de 10:00 a 13:00 h, 8 €), técnicas, en las que se explica el montaje y construcción de decorados, así como el sistema para mover las distintas plataformas del escenario (de lunes a domingo, 10:00 h, 16 €), artísticas, en las que se desvela cómo se organizan los ensayos, cómo trabaja el departamento de vestuario o incluso cómo son los camerinos (de lunes a domingo, 9:30 h, 12 €), y nocturnas. Estas últimas son las más especiales y no siempre están disponibles. Se realizan una vez termina la función, para que el público sepa qué ocurre entre bambalinas una vez se baja el telón. Cuestan 30 €, pero hay que estar atentos a la web del Teatro para saber cuándo tienen lugar. Como novedad este año, el Teatro Real ha incluido en diferentes puntos del edificio, tótems para que cada cual pueda disfrutar durante tu visita de una experiencia única en realidad virtual 360º y 3D, como subirse al escenario durante una ópera o asomarte a espacios inaccesibles al público.

Las cocinas del Palacio Real

Las cocinas del Palacio Real

Las cocinas del Palacio Real

Es una de las grandes novedades turísticas del año pasado. La Real Cocina constituye el ejemplo más importante conservado hasta nuestros días entre las cocinas históricas de las residencias regias europeas. Ocupa un lado del primer sótano del Palacio y conserva todas sus instalaciones históricas, renovadas en gran parte entre 1861 y 1880 por voluntad de Isabel II y de Alfonso XII. Ahí están la sala de fogones, la colección de objetos de repostería, un horno parisino del siglo XIX, una parrilla prusiana… Lo mejor de todo es que no hace falta visitar todo el Palacio para conocer tan singular lugar. La entrada cuesta 5 euros y el horario es amplio (de lunes a domingo, de 10:15 a 17:00 h). Eso sí, estas visitas no son guiadas.

Teatro Español

Teatro Español

El Teatro Español
Situado en pleno Barrio de las Letras, el Teatro Español es el espacio escénico en activo más antiguo del mundo ya que es heredero directo del Corral del Príncipe, uno de los seis corrales de comedias que llegó a haber durante el Siglo de Oro en Madrid. Bajo demanda, y siempre que por causas técnicas sea posible, se organizan visitas guiadas (3 €) para conocerlo por dentro. El visitante conocerá la historia y evolución del Teatro durante sus más de 430 años de existencia a través de un recorrido en el que se muestra el patio de butacas, los palcos, el escenario, el palco del alcalde, el palco y estancias privadas del rey, el salón de té o la vista de la impresionante lámpara desde el cielo de la sala.

Ateneo de Madrid

Ateneo de Madrid

Ateneo de Madrid

Sin salir del Barrio de las Letras visitamos ahora el Ateneo de Madrid (solo por las mañanas, con cita previa. Precio: 3 €). El edificio, obra de los arquitectos Luis Landecho y Enrique Fort, y decorado por Arturo Mélida, es un espacio sin el cual no podría entenderse el pensamiento contemporáneo, algo que se respira en cada uno de sus rincones. Durante el recorrido se puede contemplar la excepcional Galería de Retratos, un conjunto iconográfico de la vida político-cultural de los siglos XIX y XX; el Salón de Actos, decorado por pinturas que constituyen el primer ejemplo del Modernismo en Madrid; la Sala de La Cacharrería, mítico espacio de reunión para los intelectuales y en donde desarrollaron sus acaloradas tertulias y debates, y, finalmente, el despacho de Manuel Azaña. El Ateneo de Madrid fue conocido en el siglo XIX como “la pequeña Holanda”, ya que fue durante décadas el refugio de las ideas liberales. Desde que el 4 de enero de 1836 Mariano José de Larra se convirtiera en el primer socio admitido por esta institución, han sido ateneístas personalidades tan importantes como Cánovas del Castillo, Unamuno, Menéndez-Pidal o Lorca. Además, el Ateneo fue el escenario que acogió el estreno de varias obras de Falla, conferencias de Einstein y el primer concierto del guitarrista Andrés Segovia.

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid

La Bolsa

Fue la Reina Regente María Cristina la encargada de inaugurar en 1893 el Palacio de la Bolsa de Madrid, construido bajo el lema Sin paz no es posible el comercio por el arquitecto Enrique María de Repullés y Vargas, hijo de un agente de cambio y bolsa y, por lo tanto, conocedor de la atmósfera de estrés que se respiraba en los parqués, sí como las necesidades para acoger la actividad bursátil. Además de darle una forma basilical a la nave principal de contratación -pretendía que al edificio se le considerara el ‘Templo de la economía’-, quiso dotarle de una amplia entrada de luz natural, fijando una superficie del techo con vidrio sujetado este con hierro, ya que el autor se inspiró en la obra del mismísimo Eiffel. Todo esto y mucho más se puede descubrir en las visitas guiadas por  personal de la propia Bolsa que tienen lugar todos los días laborables por las mañanas . Hay que fijarse bien en los detalles ornamentales. Por ejemplo en eses caduceo con dos serpientes representan la oferta y la demanda.

El Rey León

El Rey León

En el backstage de El Rey León
El Rey León lleva ya seis años en cartel, en la mismísima Gran Vía… y lo que le queda. Cuando vayáis a ir a verlo, si podéis, os recomiendo que os hagáis con una entrada Butaca de Oro, que os permite dar una vuelta, antes de que se suba el telón, por el backstage. ¡Es toda una experiencia! De esas que no se olvidan… Mientras los bailarines e intérpretes son sometidos a los últimos retoques de peluquería y vestuario, podréis ver de cerca todo el decorado, la gran roca que preside el escenario durante buena parte del musical, las máscaras de los protagonistas realizadas en fibra de carbono para ser más ligeras, las gacelas, al mismísimo Zazu… Dan ganas de tocar, ¡pero eso sí que no se puede! A cambio podemos comprender mejor cómo los actores son capaces de manejar esas espectaculares esculturas que representan sus personajes.

Wanda Metropolitano

Wanda Metropolitano

El Wanda y el Santiago Bernabéu

Pues sí. Aunque acaba de abrir sus puertas ya es posible visitar el nuevo estadio rojiblanco, que cuenta con un tour en el que se recorren distintas zonas del Wanda Metropolitano (desde 8 €), como el vestuario, la sala de prensa o la zona mixta, donde el entrenador y los futbolistas comparecen después de cada partido. Además es posible saltar al campo a través del túnel por el que lo hacen los jugadores. Las visitas son los viernes, sábados, domingos y festivos (siempre que no haya partido ese día). De momento, el museo del Atlético de Madrid no está abierto, pero sí el de su eterno rival, el Real Madrid. Quienes sean fervientes devotos del club blanco solo tienen que apuntarse al Tour Bernabéu (desde 18 €). El punto fuerte aquí es la sala de trofeos, en la que lucen las doce copas de Europa, aunque a mí lo que más me gusta es la sala interactiva, en la que se pueden toquetear un sinfín de pantallas, en plan Minority Report. En ellas es posible revivir, a través de imágenes, auténticos momentazos, como el famoso gol de Zidane de la final de la Champions en 2002.

Tags: , , , ,