Bloggin Madrid

El Café Federal es uno de los locales de moda en la zona de Conde Duque.

Han pasado las fiestas y todo vuelve a la normalidad. Como ya os conté en mi anterior post, trabajo en hostelería. Recuerdo que mi madre me decía, “hijo, ese es un trabajo muy sacrificado”, y yo siempre le contestaba: “me gusta comer y la gente. ¡Es el trabajo perfecto para mí!”.

Os preguntaréis por qué os cuento esto. Muy sencillo, hoy os quiero hablar de mis restaurantes favoritos de Madrid. Yo soy un amante del centro, me gusta porque puedo ir andando a todos sitios, de ahí que mi perímetro de actuación se circunscriba a Malasaña, Chueca, Conde Duque, La Latina y Lavapiés. Cada paseo me descubre un sitio increíble donde saborear platos únicos: Madrid es así, un lugar lleno de sorpresas. Y, últimamente, me he dejado fascinar por la reinterpretación de las antiguas casas de comidas. Lugares sociales, de gente familiar, cercana, comida casera y de calidad, pero con un certero aire moderno. Tendencia pura, no cabe duda.

Gracias a su equipo humano, comer en el Bar Amor es toda una experiencia.

Gracias a su equipo humano, comer en el Bar Amor es toda una experiencia.

Vivo entre Conde Duque y Malasaña, donde tengo dos sitos que para mí son un referente en este barrio. En el Bar Amor (Calle Manuela Malasaña, 22) donde no solo se come muy bien (muy recomendable su brocheta de langostinos y su cecina de León acompañadas de un vino de Madrid) sino que la experiencia es fantástica por su equipo humano; y El Hombre Bala, un espacio cuidado por su gente, en especial Carmen, una sonrisa que ilumina el local que es de ladrillo visto y cuenta con una selección espectacular de vinos, sobre todo de aquí, de Madrid. De sus postres no os puedo recomendar ninguno, ¡sino todos! Qué delicia…

El Café Federal, en la plaza de las Comendadoras, es el lugar ideal para desayunar. Sus cafés están hechos con mucho amor y eso se nota, tanto como su exquisita bollería. Además, han incorporado el concepto del bruch -algo denostado para mi gusto- de una forma natural, por lo que puedes desayunar-comer a cualquier hora de la mañana. El ambiente se mueve entre los modernos, los intelectuales y gente guapa. Pero si lo tuyo no son las personas, puedes irte con tu perro, son bienvenidos.

En el Café Federal puedes desayunar-comer a cualquier hora de la mañana.

En el Café Federal puedes desayunar-comer a cualquier hora de la mañana.

Justo al lado, a menos de un minuto, está el Conde Duque, un antiguo cuartel militar que ahora hace las funciones de espacio cultural multidisciplinar, donde puedes encontrar exposiciones, obras de teatro, conciertos e incluso desfiles de moda. Siempre hay algo interesante. Paseando por la zona, más concretamente en la calle Amaniel, está el Museo ABC, un pequeño museo donde dispones de una exposición permanente de la historia del periódico, además de exposiciones temporales muy interesantes. El edificio no pasa desapercibido, su arquitectura geométrica es muy llamativa, sobre todo al estar justo enfrente del convento de las Comendadoras, rompiendo con la estética del barrio de una manera elegante.

Museo ABC

Si paseas por Conde Duque, no dejes de visitar el Museo ABC (©MD, JB)

Ando mucho por Malasaña y suelo comer en un sitio que me tratan como mi madre me trata en casa cuando voy. El Lope, en la calle Pez, nuevo restaurante de la zona, es uno de esos sitios donde suelo comer a mediodía; no falto ningún jueves porque tienen cocido y en estas fechas se agradece. Es un sitio muy cuidado donde la decoración y la maravillosa atención al cliente es una combinación perfecta con unos platos como los de mamá.

Todos los jueves hay cocido en el restaurante Lope.

Todos los jueves hay cocido en el restaurante Lope.

Luego, hay un café que para mí tiene un aire especial y que define muy bien el estilo del barrio de Malasaña, La Prudencia, en la calle Espíritu Santo. No es una casa de comidas en sí misma, pero sí de bebidas, por su entorno familiar y cercano. Es un bar de copas donde el ambiente es de todo menos corriente. Son especialistas en gin tonics: es un sitio con un diseño cuidado y unas copas generosas. Siempre hay risas, muy buena música y,sobre todo, muy buen ambiente. Gestionado por los hermanos Rocabert, sabes que nunca faltará algún famoso o famosillo de turno… el que diga que no le gusta sentarse cerca de algún personaje conocido, ¡miente!

Tags: , , , ,
 
Arriba