Silvia Roba Silvia Roba

Pequeños grandes museos

Categoría: Arte y Cultura, En familia 5 octubre 2017

Imprenta Municipal-Artes del Libro

Imprenta Municipal-Artes del Libro

En Madrid hay grandes museos, como el Prado, el Thyssen o el Reina Sofía. También casas museo que conservan el espíritu original de aquellos maestros que tiempo atrás la habitaron, como la de Joaquín Sorolla o la de Lope de Vega. Pero también hay pequeños museos, casi desconocidos, que constituyen todo un aliciente para aquellos que siempre andan buscando lugares diferentes dentro de la amplia oferta cultural y de ocio que ofrece la ciudad. Hoy recorremos algunos de ellos. ¡No te los puedes perder!

Museo de Arte y Tradiciones Populares de Madrid

Museo de Arte y Tradiciones Populares de Madrid

Hace poco tiempo tuve ocasión de visitar el Museo de Arte y Tradiciones Populares de Madrid. ¿Lo conocéis? Me encanta su emplazamiento: una antigua corrala de Lavapiés, a dos pasos del Rastro. Ya no quedan muchas como esta, una de esas viviendas populares, generalmente de madera, cuyos balcones daban a un patio interior, que comenzaron a construirse en Madrid allá por el siglo XVI y se siguieron utilizando hasta bien entrado el XIX. Esta que alberga el Museo, en la calle Carlos Arniches, es conocida como El Corralón y se tiene constancia de que ya existía en 1860.

Pues bien esta particular corrala, con su puerta de madera, su espectacular patio y restos de lo que en su día fueron casas es, desde 2012, un museo etnográfico de lo más curioso. Su exposición permanente está formada por las piezas que Guadalupe González-Hontoria y Allendesalazar fue coleccionando a lo largo de su vida tras sus múltiples viajes por España. Ella los donó a la Universidad Autónoma de Madrid, que es quien cuida de este peculiar patrimonio.El Museo se divide en varias áreas, que tienen que ver con el ciclo vital humano, las fiestas populares, los instrumentos musicales, los juegos y oficios (agricultura, ganadería, artesanía…).

Podréis ver, por tanto, trajes regionales, cerámicas, aperos de labranza, gigantes y cabezudos, ajuares de boda… La pieza del mes de octubre es un torno alfarero. Además, el Museo organiza exposiciones temporales. Ahora mismo acaba de inaugurar una sobre juegos infantiles tradicionales que os recomiendo. Tenéis tiempo hasta enero…

Andén 0

Andén 0

Otro lugar que merece la pena visitar es Andén 0, que propone todo un viaje al pasado. Este museo del Metro está situado en la conocida como estación fantasma de Chamberí, abierta al público en 1919 y cerrada después en el año 1966 ante la imposibilidad de alargarla, tal y como demandaban los usos de la época. La parada pertenece a la primera línea de Metro de Madrid (Sol-Cuatro Caminos) y es una gozada pasear hoy por ella. Su diseño es obra de Antonio Palacios, que incorporó la luz natural mediante un lucernario en el vestíbulo. Toda la bóveda está recubierta de azulejos, aunque lo que más os llamará la atención son los carteles publicitarios, también en cerámica, que se conservan tal y como fueron creados allá por los años 20. Andén 0 encuentra su complemento perfecto en a Nave de Motores de la estación de Pacífico, con tres enormes motores diésel y otra maquinaria que servía para generar la energía con la que funcionaban los antiguos trenes.

Museo Tiflológico

Museo Tiflológico

Tengo aún dos recomendaciones más: la Imprenta Municipal-Artes del Libro, todo un recorrido por la historia de las artes gráficas, con piezas realmente sorprendentes, entre las que destacan la reproducción exacta de una prensa de imprimir del siglo XVI y un tórculo de 1789, y el Museo Tiflológico,donde está prohibido no tocar. Este Museo, creado por la ONCE, permite a los visitantes invidentes, y también a los que no lo son, conocer mediante el tacto edificios y monumentos de Madrid, como la Puerta de Alcalá, la Cibeles, el Palacio Real o el Monasterio de El Escorial.

Museo del Robot

Museo del Robot

En este repaso no quiero olvidarme de los más pequeños. ¿Sabéis que en la calle Arenal existe la Casa Museo del Ratón Pérez? Pues sí, y sigue coleccionando dientes… En la calle de Alberto Aguilera, otra dirección imprescindible: el Museo del Robot. Si creáis haberlo visto todo, ¡esperad a visitarlo! Seguro que queréis llevaros un R2D2 a casa.

 

Tags: , , ,