Bloggin Madrid
Darío Barrio, en su restaurante Dassa Bassa.

Darío Barrio, en su restaurante Dassa Bassa.

De todos los posts que hemos publicado hasta ahora este es el más difícil. El que no hubiéramos querido nunca tener que escribir. El viernes pasado nos sorprendió la terrible noticia del fallecimiento de Darío Barrio, chef y propietario de Dassa Bassa, uno de los restaurantes más respetados de Madrid, que hace apenas unos días celebraba sus primeros diez años. Pero Darío también era uno de los nuestros, colaborador habitual de Bloggin’ Madrid desde el mismo día en que decidimos iniciar esta aventura.

Darío con Martina y Leo, propietarios de Il Tavolo Verde, del que nos habló en su último post.

Darío con Martina y Leo, propietarios de Il Tavolo Verde, del que nos habló en su último post.

Bloggin’ Madrid nació en enero de 2013 con el deseo firme de hacer llegar a cuantos nos quisieran seguir pistas, direcciones imprescindibles, sugerencias irresistibles para descubrir a fondo nuestra ciudad. Para ello buscamos blogueros que tuvieran algo que decir, que nos ayudaran en esta complicada, y divertida, tarea. El nombre de Darío Barrio fue de los primeros que barajamos.

Con Benjamín Calles, en el restaurante Pandelujo.

Con Benjamín Calles, en el restaurante Pandelujo.

Darío no solo era propietario de un restaurante siempre de moda, situado en una antigua carbonería del siglo XIX, con una carta moderna y atrevida (el rabo de toro al vino tinto y cacao era su plato emblema). Él había contribuido ya, en numerosas ocasiones, a la promoción turística de Madrid, y no se lo pensó dos veces cuando fuimos a su oficina a proponerle que participara en este nuevo proyecto. Nos dijo que sí a la primera.

Siempre me propongo nuevos retos, algo muy sano si lo aplicamos a todos los aspectos de la vida”, nos comentó Darío Barrio en una entrevista que le hicimos, unos años antes, para nuestra revista esMADRIDmagazine. Entonces estaba a punto de marcharse a Venezuela para practicar ese salto base que tanto le apasionaba.

En el Mercado de San Miguel, Darío Barrio posa con una periodista china.

En el Mercado de San Miguel, Darío Barrio posa con una periodista china.

Su otra pasión, su vocación, como todo el mundo sabe, era la gastronomía. Y de eso nos habló en Bloggin’ Madrid. De su mano descubrimos las últimas propuestas de compañeros y amigos suyos como Juan Pablo Felipe y José Luis Estevan, grandes clásicos madrileños, como La Posada de la Villa o Kabuki, y a sus vecinos recién llegados, como Il Tavolo Verde, un local justo al lado de Dassa Bassa, del que nos habló en su última entrada.

Cuando Darío Barrio nos enviaba sus posts era escueto. “Espero que os guste”, “decidme qué os ha parecido”, “¿está bien así?”. Nunca dejó de escribir y cumplir con su cita con Bloggin’ Madrid a pesar de su trabajo, a pesar de sus continuos viajes. Aquí siempre tendrá su sitio, un hueco reservado, nuestro agradecimiento eterno por querer formar parte de esta comunidad.

A Darío Barrio le gustaba mucho correr. Entrenaba en el parque de El Retiro.

A Darío Barrio le gustaba mucho correr. Entrenaba en el parque de El Retiro.

En el transcurso de aquella entrevista que le hicimos, corriendo por el parque de El Retiro, nos dijo: “Yo no necesito llevar música cuando hago deporte. Disfruto de lo que me rodea, de la lluvia, del ruido, del silencio…”. Pues así, con un silencio, cargado de emoción, te recordamos, Darío. Con todo nuestro cariño. 

Tags:
 
Arriba